Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/203781
LA PANDEMIA EN LA PROVINCIA

Comienzan las restricciones para frenar la segunda ola de Covid-19

El intento por frenar el rebrote vendría acompañado con alarma sanitaria pero sin cierres de bares y restaurantes. Hará foco en reuniones sociales y fiestas clandestinas.

La llegada de la segunda ola de contagios de coronavirus es un hecho y el gobierno provincial comenzará a implementar una serie de medidas en busca de contener lo máximo posible el rebrote.

Si bien hasta ayer se esperaban las definiciones más “finas” que pondrá en marcha el Gobierno Nacional a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia rubricado por Alberto Fernández, los criterios generales compartidos con los gobernadores apuntan profundizar los controles fundamentalmente a la actividad nocturna y las reuniones sociales, pero sin llegar, al menos por el momento, al cierre de los rubros vinculados como el gastronómico.

NORTE pudo confirmar ayer que en la Provincia entiende que la estrategia debe ser focalizada, con mayor énfasis en las zonas más críticas y el monitoreo permanente de la evolución epidemiológica en localidades que se muestran menos afectadas.

RESTRICCIONES FLEXIBLES

Altas fuentes del Gobierno ratificaron que la decisión es que vuelva la alarma sanitaria, pero ya no a modo de “toque de queda rígido” sino como una suerte de ordenador de la actividad nocturna. De hecho, los bares y restaurantes podrán continuar abiertos después de la alarma, pero la indicación será profundizar los controles para verificar el cumplimiento de los protocolos que reduzcan, de esta manera, la posibilidad de los contagios.

La alarma sonará a la 22 y se extenderá hasta las 6. Durante ese período, el Gobierno buscará reforzar al máximo las acciones destinadas a desbaratar eventos masivos y fiestas clandestinas que contraríen las disposiciones vigentes, un flagelo que viene siendo el talón de Aquiles en la lucha contra la propagación del virus.

En esta nueva etapa, también estarán bajo la lupa los encuentros familiares y sociales, que deberán respetar rigurosamente la cantidad de participantes permitida.

El primer ensayo se resolvió ayer entre el gobernador, Jorge Capitanich, la vicegobernadora, Analía Rach e intendentes de localidades del sudoeste chaqueño; quienes establecieron medidas sanitarias para los próximos 15 días con el objetivo concreto de mitigar la propagación de casos de coronavirus.

A través de sus redes sociales, el primer mandatario provincial expresó que las medidas se extenderán por 15 días, y están “destinadas a evitar la aglomeración de personas, reducir la circulación nocturna y fortalecer los mecanismos de aislamiento y detección de casos de Covid-19”. “Nuestra provincia y nuestro país tienen por delante semanas en las que tendremos que multiplicar los esfuerzos y los cuidados”, profundizó.

SISTEMA REFORZADO

De todas maneras el Gobierno salió a valorar los logros de este último año en materia sanitaria y destacó que “a pesar de la compleja situación epidemiológica, la provincia avanza y amplía la Campaña de Vacunación contra el coronavirus, reforzando también los operativos en terreno para la detección precoz de casos, además de brindar insumos y equipamiento al corredor sanitario”.

La ministra de Salud, Paola Benítez, indicó que este sentido que “la ocupación de camas destinadas a pacientes Covid se mantiene en el 30%”.

A la vez destacó que “en lo que va de la pandemia por Covid-19, el gobierno provincial ejecutó múltiples inversiones y obras para reforzar y afianzar el sistema sanitario a fin de responder a las demandas de la ciudadanía”. Benítez recordó que se creó el Corredor Covid- 19, integrado por cuatro grandes hospitales ubicados en diferentes puntos de la provincia, además de instituciones de salud del subsector privado. De esta manera, se conformó “el área de internación para pacientes Covid que cuenta con 360 camas UTI”, valoró.