Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/207023

“La mortalidad es alta por el mal estado en que llegan los pacientes”

  El responsable de la UTI del hospital modular, Darío Barrio, alertó sobre la “agresividad” del virus. “Hay que seguir apostando a los cuidados y la vacunación”, dijo.

“Más allá de cualquier estadística o informe que podamos citar, con tasas mayores o menores de mortalidad, lo cierto es que cada vez llega gente en estado más complicado a la terapia y lo que se puede hacer allí es realmente muy poco”, describió el responsable de la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del Hospital Modular, al reflexionar sobre el escenario actual de la emergencia sanitaria generada por la Covid-19 en la provincia.

Los responsables de la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Modular explican que los pacientes llegan cada vez en condiciones más complicadas de salud.

“Tenemos que seguir apostando a los cuidados y a la vacunación, porque que no hay tratamientos para la enfermedad y las estrategias que nos quedan en las terapias son limitadas”, remarcó.

Las UTI son las trincheras más calientes esta guerra contra el enemigo invisible que comenzó en marzo del año pasado, y donde la pandemia muestra su faceta más atroz. Actualmente, el Hospital Modular, aloja a la totalidad de los pacientes con Covid-19 que requieren cuidados especiales o asistencia respiratoria.

La consulta de NORTE al especialista surge a colación del estudio realizado por médicos argentinos y publicado en The Lancet Medicine Respiratory, que concluyó que el 57,7% de los pacientes con coronavirus que ingresaron en las 63 unidades de Cuidados Intensivos (UCI) estudiadas finalmente falleció.

La investigación fue dirigida por la Elisa Estenssoro junto a integrantes de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) e incluyó una muestra de 1.909 pacientes con diagnóstico de Covid-19 confirmado a través de un examen PCR.

El estudio fue realizado entre el 20 de marzo y el 31 de octubre de 2020, es decir, al calor de la primera ola de coronavirus, y los pacientes fueron seguidos desde su ingreso a las UCI hasta su fallecimiento o alta, lo que ocurriera primero. Por eso, no sorprende que la edad promedio registrada fue de 62 años (entre 52 y 70) y el 91,7% tenía comorbilidades. La más frecuente detectada fue hipertensión arterial (46,9%), obesidad (44,4%) y diabetes(29%).

SITUACIÓN EN EL CHACO

Para responsable de la Terapia Intensiva del Hospital Modular, las cifras son “relativas” teniendo en cuenta que en trabajos como los citados se registran números “promedio” que no terminan por explicar lo que ocurre en cada lugar en particular.

“La realidad es que depende de cada terapia y las características de los pacientes, por ejemplo, si llegan a la unidad 10 personas con las piernas lesionadas en un incidente vial, éstas tendrán más chances de sobrevivir que 10 que tengan esas lesiones en la cabeza”, analizó.

En el caso particular del hospital modular “a la UTI llegan los pacientes con síntomas más graves, con lo cual, es de esperar que la mortalidad será alta”, admitió y detalló que “al haber ingresado en estado grave, no quedan muchas chances más que recurrir al respirador”.

Barrios recordó que la Covid-19 afecta especialmente la oxigenación de los pulmones, con lo cual, “casi todos los pacientes que están con neumonías graves terminan con asistencia mecánica respiratoria”.

“Si tenemos 10 camas ocupadas con este tipo de pacientes, lo más probable es que la tasa de mortalidad sea altísima”, reconoció. Según el Reporte Epidemiológico de ayer, En toda la provincia la tasa de ocupación de camas en ARM (asistencia respiratoria mecánica) es del 61,2% en subsector público y 12,9% en subsector privado, con un total del 52,1%. La tasa de ocupación de camas en UTI Covid 77,1% en subsector público y 84,8% en subsector privado con un total del 78,8%

CONDICIONES DE INTERNACIÓN Una de las características más salientes de la segunda ola de coronavirus, siguiendo el análisis de los indicadores del devenir de la pandemia, es el “amesetamiento alto” en el número de contagios y la consecuente importante ocupación de camas en las terapias intensivas.

De la mano de esta tendencia, los médicos del Hospital Modular notaron que en los últimos meses, los pacientes llegan al nosocomio en condiciones de salud mucho más complejas que durante el primer tramo de la pandemia. Las variables que pueden intervenir en este fenómenos son variadas, pero lo cierto es que según Barrios, “el año pasado, la gente ingresaba, algunos necesitaban un poco de oxígeno y los que evolucionaban mal, pasaban a terapia”.

“Hoy muchas personas llegan en muy mal estado y en cuestión de horas, pasan a la UTI, cuando no vienen ya en condiciones de ir directamente”, añadió

En este sentido, remarcó que “esto es mucho más grave de lo que parece porque no hay muchas opciones y tampoco conectar al paciente al respirador te asegura un resultado positivo”. El último de los aspectos destacado por el responsable de la Terapia del Hospital modular es el promedio de edad de los pacientes que ingresan, que ha registra una baja considerable.

“El año pasado, las edades más frecuentes eran por encima de los 60 años, pero ahora tenemos a gente joven en las terapias, con lo cual, creemos que el virus puede ser más agresivo”, señaló y consideró: “tenemos un amesetamiento alto con internaciones de personas más jóvenes y en peor estado, por eso hay que seguir apostar a los cuidados y a la vacunación”. 

Notas Relacionadas