Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/150353

Se anticipa un paro nacional contundente en el Chaco

La provincia vivirá hoy una jornada atípica con áreas paralizadas por una medida de fuerza convocada por la Confederación General del Trabajo (CGT) a la que adhieren otras centrales obreras como las dos CTA y ATE, y sindicatos de distintos sectores en reclamo de la apertura de paritarias nacionales y un cambio de rumbo en materia económica por parte del Gobierno Nacional.

En la provincia, son 52 los gremios que conforman el Consejo Directivo de la CGT regional, entre privados y estatales, con lo cual el piso de adhesión al paro es importante.

Entre las actividades que más harán sentir la jornada de protesta se encuentra el transporte público de pasajeros. La UTA, que nuclea a casi todos los choferes en la provincia, anunció que se plegará al paro en la modalidad definida, con lo cual, los colectivos urbanos e interurbanos, de media y larga distancia no funcionan desde las 0 de este jueves 6 de abril.

El Sindicato Único de Remiseros de la provincia integra la CGT regional por lo que también será complicado utilizar este servicio para quienes decidan concurrir a sus lugares de trabajo. Lo mismo ocurre con el Sindicato de Camioneros.

Comercios, bancos y administración pública

También adhiere al paro el Sindicato de Empleados de Comercio, tanto de Resistencia como de Puerto Tirol, lo cual hará mermar la actividad en el centro de la ciudad donde se encuentran principalmente los negocios más pequeños, aunque no se espera que la medida se sienta con fuerza en los centros comerciales más importantes de la ciudad.

En el sector privado, también repercutirá la paralización de la actividad bancaria ya que el sindicato que nuclea a sus trabajadores en todo el país se pliega a la jornada de protesta.

En tanto, el sindicato que contiene a obreros de estaciones de servicio decidió que mantener guardias mínimas para el caso de alguna emergencia.

Foto archivo.

En cuanto a la Salud, es importante tener en cuenta que los sindicatos que nuclean a los trabajadores tanto de sector público como del privado decidieron adherirse al paro, sin embargo las entidades garantizan las guardias mínimas exigidas por la ley. 

En el sector estatal, la actividad estará fuertemente disminuida. Más allá de que en toda medida de fuerza hay trabajadores que deciden continuar con sus tareas habituales aún coincidiendo con el reclamo de fondo, la UPCP comenzó hoy con tres jornadas de paro que culminarán con una movilización el viernes.

El principal sindicato provincial reclama una mejora salarial del 35%, y el pago de lo adeudado del 2015 y 2016, recategorización y pase a planta del personal precarizado de toda la Administración Pública. El secretario de la entidad, José Niz, aseguró que habrá cobertura de guardias mínimas en los servicios básicos durante los tres días de protesta. “Denunciamos  las políticas de desmantelamiento, la tercerización, los tarifazos y el ajuste que  golpean a los trabajadores que tienen como único ingreso su salario”, declaró Niz.

También se pliegan al paro los dos sindicatos de trabajadores judiciales, al igual que la AGUEL, que nuclea a los trabajadores legislativos.

La Anses adelantó el pago de asignaciones debido a que en la jornada de hoy sus trabajadores llevarán adelante la media de fuerza en consonancia con lo dispuesto por las centrales obreras del país. Lo mismo ocurrirá con la seccional Resistencia de la Asociación de Empleados Fiscales e Ingresos Públicos que integran los trabajadores de la AFIP. 

La actividad se verá condicionada en escuelas y universidades. La totalidad de los sindicatos docentes provinciales adhirió al paro en reclamo de la apertura de la paritaria nacional, pero también por reivindicaciones locales que reclaman al Gobierno chaqueño, fundamentalmente expresadas por la ATECH y Federación Sitech.

A ellos, se suman los docentes universitarios que conforman la ADIUNNE que van al paro en concordancia con lo dispuesto por la CONADU Histórica, que además de la paritaria nacional reclama una recomposición salarial que ayude a “recuperar el poder adquisitivo perdido en el último año y medio”.

Para la basura no hay paro

Entre los que no se adhieren a la jornada lucha, se destacan el Sindicato de Trabajadores Municipales, que conduce Jacinto Sampayo; y UATRE, que responde a nivel nacional al ex gremialista y actual líder del partido FE (que conforma Cambiemos), Gerónimo Venegas.

Mediante un comunicado de prensa, el líder de los municipales afirmó que "más allá de no desconocer la crítica situación económica y social que vive el conglomerado de los trabajadores argentinos, en esta oportunidad se dará prioridad a mantener la prestación de los servicios municipales, sin afectar el normal funcionamiento de la ciudad de Resistencia y de las localidades del interior".

Temas en esta nota

Paro #6A