Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/215803

Caso Bravo: Fiscalía cambió carátula a "tortura seguida de muerte"

El viernes se exhumo el cuerpo de Bravo, para una segunda autopsia.

CHARATA (Agencia) En la jornada del jueves prestaron declaración, como imputados, los cuatro policías detenidos, tras la muerte –luego de un arresto- de Leonardo Bravo. La fiscalía de Derechos Humanos cambio la carátula de muerte dudosa a "tortura seguida de muerte", lo cual prevé una pena de prisión perpetua. 

El viernes por la mañana se exhumó el cuerpo de Leonardo Bravo para una segunda autopsia, pedida por la querella

Entre jueves y viernes se dieron movimiento claves en la causa por la muerte de Leonardo Bravo, tras un arresto ocurrido el 26 de febrero en Charata. Los policías, que fueron detenidos prestaron declaración ante la Fiscalía especial de Derechos Humanos, previo a presentar un Habeas Corpus, teniendo en cuenta el cambio de calificación del delito de muerte dudosa a tortura seguida de muerte (delitos contra la libertad que se concreta cuando un funcionario público impone a personas, legítima o ilegítimamente privadas de su libertad, cualquier clase de tortura y el hecho causa la muerte de la víctima. CP, Art. 144 TER, inc. 2, parte 1.). 

Además de este tercer cambio de carátula de la causa, el viernes se realizó la exhumación del cuerpo de Bravo para realizar la segunda autopsia (pedida por la querella) en el IMCIF (Instituto de Medicina y Ciencias Forenses). 

Cambio de carátula

César Collado, quien ejerce la defensa técnica penal de un agente del 911, y un cabo del 911, ambos de Concepción del Bermejo señaló que "la calificación legal que hoy intima como sistema acusatorio del Ministerio Público Fiscal y de la fiscalía especial adjunta es errónea, parcializada, caprichosa, y solamente existe la siquis de la señora agente fiscal especial en Derechos Humanos, ya que los elementos de pruebas recolectados que obran en el expediente, más la autopsia, más la médica del hospital de Charata, indican totalmente lo contrario". 

Collado estableció que en el expediente, la autopsia manifiesta "el cuerpo presenta cuadro de desnutrición, además que no se evidencian hematomas, sin signos de lesiones inflamatorias craneales y no tiene edemas. Lejos está de ser una calificación legal como la que se dicta, que prevé el delito de tortura seguida de muerta". 

Además, dijo que "unas simples escoriaciones en el arco superciliar derecho, pómulo derecho, parte frontal hombro derecho, lineal en rodilla derecha no va a generar como resultado la muerte de una persona. En el expediente esta explicado que nunca fue golpeado, se resistió a la detención, fue esposado lo cual dejó líneas rojizas en sus muñecas". 

Respecto a la indagatoria, el abogado explicó que sus dos defendidos negaron el hecho, y agregó "además se nos privó de la lectura total de los hechos, los roles que le cabrían a cada uno en el delito. Con buen criterio, interpusimos, antes de la declaración indagatoria de los imputados, un habeas corpus correctiva, sobre la que no tenemos novedades". 

Cabe destacar que la nueva calificación prevé una mínima que no es excarcelable y es de pena perpetua.  Collado fue más allá  e indicó que "en el expediente figura una llamada al 911, promoviendo desorden. Dicen que tienen una testigo que ‘casi asegura’ que fue golpeado salvajemente, por lo cual sería acertado que sea citada a prestar declaración al expediente penal".

Entre los detalles que contó Collado, señala que sus defendidos llegaron al lugar en el segundo móvil, cuando Bravo ya estaba esposado. "Lo cargan y lo llevan a Sanidad Policial, donde lo revisa una enfermera verificando que esta personas está descompensada, y de allí lo llevan al Hospital, donde la médica de guardia practica maniobras de RCP, certificando luego la hora del deceso y que tenía escoriaciones de vieja data".

El abogado también comentó que se pidieron exámenes de sangre y toxicológicos. Los policías continúan detenidos, alojados dos en Concepción del Bermejo y dos en Charata. El 24 de marzo, la familia de Leandro Bravo convocó a una marcha 

Familiares de policías detenidos marcharon en Concepción del Bermejo 

Familiares de los policías detenidos por la muerte de Leandro Bravo, decidieron realizar una marcha y un corte de ruta –por algunos minutos- sobre la Ruta 16 y el acceso a Concepción del Bermejo, pidiendo "Derechos Humanos para todos". 

Con una concentración frente a la comisaría local, familiares y amigos (alrededor de 45 personas) de los policías imputados marcharon luego -de forma pacífica- desde la intersección de las calles 12 de Octubre y Belgrano, hasta la Ruta 16, pidiendo por "Derechos Humanos para todos" y "Justicia para los policías detenidos".