Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/205782
Consumo en productos de almacén

Como no alcanza para comprar un kilo azúcar, se pide fraccionado

El uso se empieza a extender en comercios de barrios. La compra del día expone el deterioro de la economía familiar.  

Con más frecuencia en almacenes se fraccionan fideos secos o azúcar entre otros productos. Foto: El Sol, de Mendoza

La suba de precios de abril en comercios barriales de Resistencia y Sáenz Peña confirmó que la inflación sigue golpeando la canasta básica de hogares y también cómo empezó a repercutir en los hábitos de consumo.

El relevamiento que realiza el instituto de investigación social, económica y política ciudadana (Isepci) en 57 productos arrojó un aumento del 3,05% promedio con respecto a marzo, y un acumulado del 11,75% en lo que va del año.

Para conocer qué otros aspectos acompañaron esas subas NORTE consultó a la referente del instituto, Patricia Lezcano. Ella describe que la consulta provincial se realiza generalmente en los mismos almacenes, con esporádicas incorporaciones de negocios distintos.

“La mayor cantidad de precios son de los mismos negocios que se relevan meses antes”, agrega.  

Así como en 2020 durante los primeros meses de la pandemia las compras de proximidad reemplazaron a las de supermercado en el microcentro, otro de los cambios en los barrios es que más almacenes anexaron el rubro verdulería.

En los mostradores no habrá una baja en el precio, advierten además desde los mercados locales.

Además en general se observa que como algunos productos se venden menos se produjo una merma en la variedad o un desplazamiento en el tipo de productos. Entre los poco rentables, que por su elevado costo o porque tienen pocos días de margen hasta la fecha de vencimiento, están algunos lácteos como el yogur. “Se va dejando de pedir o se trae otra cosa”, señala.

El rasgo más notorio es en la compra diaria: “Sí se ve el fraccionamiento de alimentos básicos como los fideos”.

Un uso que era menos habitual y ahora se ve con más frecuencia es que el almacenero compre una bolsa grande, de cinco kilos, y vaya vendiendo ‘a medida’ de lo que pide cada cliente. “También otros productos como el azúcar, incluso abriendo los envases de kilo”, se detalla sobre una realidad que implica comprar lo que se va a consumir en el día.

Mayores controles  

En el rubro de verduras, hortalizas y frutas creció la compra por unidad o por montos modestos de dinero. Esta última opción ya se instaló con los cortes cárnicos, donde escasea la compra por kilogramo completo. “Cada mes tenemos variaciones en cada rubro: almacén, carnicería y verdulería. En abril los precios de almacén crecieron un poco más pero en el acumulado subió junto con carnicería y hoy la carne vacuna vale un 73% más que hace un año”, analiza Lezcano.

“Tiene que haber un control mayor en precios de alimentos y a los formadores de esos precios”, destaca.

El precio de las naranjas subió un 100% en un año. Foto: Archivo

Hace poco más de un mes otro producto básico duplicó su costo en un año: el kilo de arroz pasó de $45 en febrero de 2020 a $90 en marzo de 2021.

“Estamos en un 42% de malnutrición y las familias no están pudiendo adquirir los alimentos básicos necesarios para una dieta equilibrada”, advirtió el Isepci.

Notas Relacionadas