El SIO algodón, a un paso de ponerse en marcha