Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/216032
Las imágenes se sumaron a una causa más amplia

Condena para un agresor filmado en la vía pública

El episodio fue uno de varios elementos probatorios que se consideraron en un conjunto de expedientes por violencia hacia su expareja y que datan de 2018. 

Una captura del video que registró cómo el conductor del vehículo golpeó a su pareja. Crédito: Gentileza

La jueza correccional Nº 1 de Resistencia Silvana Morando condenó a un hombre por el delito de lesiones calificadas por el vínculo y el género con una pena de prisión en suspenso.

En otra causa la acusación más grave que pesa sobre el mismo acusado es por el abuso a la hija de ambos, de tres años de edad.

Hace cuatro años que el litigio entre los dos adultos del núcleo familiar generó cruces de acusaciones y medidas contrapuestas en un ámbito con lo que se reclama en otro.

Por ejemplo en el juzgado de familia Nº 1 se ordenó la revinculación de la niña con el padre mientras la madre impulsaba la denuncia del delito contra la integridad sexual.

A su vez el padre denunció a su expareja por impedir el contacto con la hija en un trámite que recientemente sobreseyó a la imputada.

Por puntos como ese la mujer señala que existe un factor de poder económico del denunciado que puso obstáculos en cada paso.

Un exhorto

Para que las medidas tuvieran una coherencia la mujer presentó un amparo ante el juzgado civil y comercial Nº 21 que emitió un fallo ’ordenador’. En febrero el juez Julián Flores halló una integralidad en los reclamos y un mismo origen. Con un exhorto a los órganos intervinientes pidió obrar con perspectiva de género.

El acusado recusó a Flores y la decisión deberá resolver la Cámara en lo Civil y Comercial; si el juez entiende o no en el tema lo dirimiría la Sala I porque los titulares de las salas II, III y IV se excusaron. Mientras tanto la medida cautelar sigue vigente.

La causa de abuso sexual en la infancia (ASI) continúa en la Fiscalía Nº 3, donde el Procurador Adjunto Miguel Fonteina designó a la fiscal de Cámara Griffit Barreto como fiscal adjunta. Con dos fiscales se avanza en tomar como testigos a profesionales de la salud mental, que dan cuenta del ASI.

Otro de los trámites que registró avances fue en un juzgado de familia por la cuota alimentaria, que se aumentó en el 30% y una prohibición de acercamiento y contacto del progenitor con la hija y la expareja, ‘para que deje de perturbarlas a las dos‘.