Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/213890
EL CHACO NO ESCAPA A UN VERANO SIEMPRE DESAFIANTE

Cambio climático: las olas de calor, más frecuentes que hace 50 años

El aumento de la temperatura en todo el mundo también afectará nuestro estilo de vida. Siguen las consecuencias del fenómeno la niña.

Hace más de una semana los calores del Chaco superan los 40 grados, como en gran parte del país.

El calor no perdona en el Chaco. Hace más de una semana, las temperaturas superan los 40 grados.

Es que la provincia no escapa a una realidad que a esta altura es imposible evitar y es que el cambio climático es una realidad, luego de que científicos expusieran que la temperatura global aumentó más de un grado.

Frente a la ola de calor histórica que afecta a casi todo el país, especialistas en meteorología aseguran que fenómenos como este serán cada vez más frecuentes e intensos por la influencia del cambio climático y advierten sobre la necesidad de cambiar hábitos de vida y adaptar los servicios para mitigar el impacto, había advertido la agencia nacional Télam.

El fenómeno La Niña con gran responsabilidad en la falta de lluvias que repercute en la bajante del Paraná.

‘En nuestro país, esta ola de calor es la más extrema en cuanto a intensidad‘, indicó Matilde Rusticucci, doctora en Ciencias de la Atmósfera, investigadora principal del Conicet y profesora de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Salir entre las 10 y las 16: una tarea para valientes, considerando el calor que hace en el Gran Resistencia.

Sobre las causas de las temperaturas extremadamente elevadas que esta semana afectaron desde el norte de la Patagonia hasta Jujuy, con marcas térmicas que superaron los 40 grados en diez provincias, la investigadora afirmó que se debe a una conjunción de elementos, como el cambio climático ocasionado por actividades humanas y el fenómeno natural de la Niña, que en los últimos dos años generó en el país precipitaciones por debajo de lo normal.

‘La Niña altera toda la circulación del hemisferio y hace que se pueda asentar la masa de aire cálida más tiempo, produciendo estas olas de calor tan intensas‘, detalló Rusticucci, quien trabajó en el Cuarto y Quinto Informe de Evaluación del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) de Naciones Unidas.

Las altas temperaturas contribuyen a sobreexigir el sistema de energía eléctrica.

La semana pasada más de 50 ciudades de Argentina superaron los 40 grados y se batieron múltiples récords de temperaturas máximas que, junto a las mínimas elevadas y la cantidad de días consecutivos con calor, tuvieron a casi todo el país bajo alertas rojas y naranjas.

En el Chaco, el calor es agobiante y se acentúan las problemáticas como la bajante del Paraná, la falta de lluvias, los cortes de energía eléctrica, y la sequía.

Hidratarse, una medida fundamental para sobrellevar las temperaturas altas. Consumir mucha agua es vital.

"Encarar acciones es urgente"

Carolina Vera, doctora en Ciencias de la Atmósfera, investigadora principal del Conicet y jefa de Gabinete del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, asegura que las olas de calor extremas como la que estamos experimentando ‘ya son más frecuentes‘ porque ‘el calentamiento global es de 1,1 grados por encima de los valores normales que se establecen al inicio de la era industrial, a fines del siglo XIX‘.

Vera sostiene que ‘las olas de calor son cinco veces más frecuentes ahora que hace 50 años‘ y que si el calentamiento global continúa, ‘en un mundo con un aumento de un grado y medio van a ser ocho veces más frecuentes‘.

‘De ahí es la urgencia de encarar acciones para mitigar el cambio climático", alertó la investigadora.