Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/210318
LA SEQUÍA EXCEPCIONAL AGOTA LOS RÍOS DE LA REGIÓN

Por la bajante, 60% de las tomas de agua tuvo problemas de abastecimiento

El bajo caudal captado impone mayor tiempo y costos para su tratamiento, con un menor aporte de agua potable para la población.

De las 35 tomas, 25 se ubican sobre los ríos Bermejo, Paraná y Paraguay, ocho en ríos afluentes y dos tomas subterráneas.

Gran parte de las 35 tomas de agua para consumo humano existentes en la región Nordeste sufrieron problemas por la bajante de los ríos Paraná, Paraguay, Iguazú y afluentes, e incluso los nuevos equipos o medidas dispuestas como emergencia también registraron inconvenientes operativos, según un relevamiento realizado por el ingeniero Hugo Rohrmann, docente e investigador de la Facultad de Ingeniería de la UNNE.

El ingeniero Hugo Rohrmann disertó en el marco de las ‘XI Jornadas de Divulgación Científica y Tecnológica de la Facultad de Ingeniería de la UNNE‘, en la que presentó un relevamiento sobre la situación de las tomas de agua en el nordeste argentino debido a la bajante histórica de los ríos Paraná y Paraguay, resaltando la necesidad de acuerdos a nivel de cuenca hídrica del Plata.

El relevamiento abarcó las 35 tomas de agua existentes en las provincias de Corrientes, el Chaco, Formosa, Misiones y Santa Fe, que abastecen a 73 localidades.

El 60% de las tomas sufrieron problemas de abastecimiento‘ resaltó el profesional de la UNNE, docente de las cátedras de ‘Hidrología‘ y ‘Riego y Drenaje‘ de la carrera de Ingeniería Civil. Además, Rohrmann señaló que al estar la región nordeste en la parte más húmeda del país, ‘llama aún más la atención el impacto en las tomas de agua por la bajante hídrica excepcional y en el abastecimiento a la población involucrada‘.

En particular, aclaró que ‘si no existiesen las represas estaríamos con valores mucho más bajos aún‘ en relación al aporte que las represas están haciendo para atenuar la bajante en la región al liberar agua de sus embalses. Respecto de la situación de las tomas de agua, indicó que en muchos casos se registraron fallas las tomas dispuestas como emergencias, así como distintas medidas alternativas implementadas como dragados y corrida de lugar de la ubicación original de las tomas.

A esto se suma un menor caudal captado, mayor tiempo de potabilización, mayores costos de tratamiento, que se sintetizan en menor aporte de agua potable a la población.

Los problemas registrados por la bajante evidencian la falta de manejo a nivel de cuenca de los ríos de la región.

Situación de las tomas

En El Sauzalito, este año reubicaron la toma sobre el río Bermejo, y en la localidad de Nueva Pompeya la toma quedó en seco por sedimentación y se tuvo que hacer dragado en el 2020. En Castelli también la toma de agua del puente Lavalle tuvo el mismo problema, y se hicieron dragados en 2020 y 2021.

Sobre el río Paraguay, en Puerto Bermejo, la toma quedó destruida por erosión del río en 1985. En el Área Metropolitana del Gran Resistencia, en riacho Barranqueras se pusieron bombas auxiliares en 2020. ‘Que 60% de las tomas hayan tenido o tengan problemas algo nos quiere decir sobre el manejo de la bajante histórica, tanto a los profesionales de la ingeniería, a los organismos gubernamentales y a la sociedad en general‘, resaltó Rohrmann sobre las conclusiones generales del relevamiento.

ACCIONES REQUERIDAS

De acá a cinco años debemos buscar soluciones‘ indicó Rohrmann en relación con la probabilidad de que se repita el fenómeno de bajante a futuro y la necesidad de implementar acciones.

Al respecto, consideró necesario un relevamiento y diagnóstico de la situación de tomas de agua en la región, con una propuesta de optimizar caudales y calidad del agua, al tiempo que expuso la importancia de la medición de calidad de agua a tiempo real, con datos de acceso público, al igual que la medición de alturas históricas.

Para finalizar, Rohrmann opinó que los problemas generados por la bajante histórica exponen la importancia de la rigurosidad en estudios, diseños y obras de agua potable, así como la necesidad de alertar a la sociedad de los problemas que se pueden generar en la gestión del agua.