Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/209915

“Hay jueces que quieren ser estrellas, buscan la espectacularidad para llegar al STJ”

El abogado Juan Carlos Saife, defensor de Diana Correa, explicó a NORTE que su clienta llegó al juicio acusada de dos hechos. Apuntó sobre la equívoca mirada impuesta durante la investigación que llevó a Correa al juicio por jurado, dijo que hubo arbitrariedades y cuestionó el sistema estrenado en 2019 en el Chaco.

“Una consistió en una acusación absurda, irracional e insostenible jurídicamente, por no haber puesto en conocimiento a la justicia las denuncias que le habían realizado a su pareja actual, la exesposa (del sujeto que afrontó el juicio) y las denuncias del exesposo (de Correa), detalló el penalista sobre una de las imputaciones formuladas por la fiscal de investigaciones Ana González de Pacce. También aclaró el letrado que la mujer debía responder por una de las dos víctimas al no poner en conocimiento a la justicia, cuando ya investigaba sobre los hechos que concluyeron el viernes con la culpabilidad de la pareja. Lo que derivó en encubrimiento agravado y para la defensa no tiene sustento jurídico.

“Hubo arbitrariedad, apartamiento de toda la doctrina y jurisprudencia nacional de cuando corresponde la prisión preventiva que le dictaron y la detuvieron en la sala de audiencia", sostuvo Juan Carlos Saife.

“El otro hecho es una cosa más compleja que los analfabetos jurídicos que integran el jurado jamás iban a atender: es un delito por omisión de lo que estaba acusada Correa, no había ninguna acción corruptora sino no haber evitado que su pareja se exhibiera desnudo frente a su hijo menor, que no haya evitado ese es el hecho y no que ella hizo algo”, prosiguió Saife sobre la equívoca mirada impuesta durante la investigación que llevó a Correa al juicio por jurado.

El profesional subrayó que “el delito de comisión por omisión es muy complejo para poder decir que una persona hizo algo cuando en realidad omitió y tienen que darse varios requisitos”. “Ese es el otro delito que le imputaron a Correa, eso es la facilitación para la corrupción de menores, no haber evitado que su pareja haya irrumpido en la cocina de la casa, o no se sabe el lugar, y cuanto segundos duró y lo único que ella hizo es decirle que no lo haga (exhibirse desnudo frente al menor) e igual lo hizo”. “Nada de esto se le puede explicar a doce personas porque no se puede usar en este sistema un lenguaje técnico a analfabetos jurídicos: ¿cómo se le explica que es un delito de omisión por comisión”, planteó Saife al lamentar el final que tuvo su defendida.

 

“Que quede claro que esos fueron los hechos, Diana no era una corruptora de menores, el primer hecho no es delito y el segundo caso tampoco se le puede considerar delito de facilitación de la corrupción”.

 

“Hubo arbitrariedad, apartamiento de toda la doctrina y jurisprudencia nacional de cuando corresponde la prisión preventiva que le dictaron y la detuvieron en la sala de audiencia. Esto pasó con (Amado) Boudou, es una humillación, porque lo único que contempla la prisión preventiva es la peligrosidad procesal, Diana no iba a perturbar nada, y tampoco había peligro de fuga, y durante los dos años se presentó a la justicia, tenía un domicilio, un hijito de un año y medio y trabajaba en Lotería Chaqueña, no había peligro de fuga, y eso detonó para que se suicidara”.

Al conocer el veredicto del jurado popular, la fiscal de Cámara de Apelaciones en lo Criminal, Graciela Griffith Barreto solicitó la inmediata detención de Diana Correa, medida a la que el juez Ernesto Azcona dio curso.

“Analfabetos jurídicos”

El juez Azcona ordenó que la saquen esposada, sin ninguna necesidad y antijurídicamente, porque sabían que la estaban esperando afuera para insultarla y agraviarla, eso fue el detonante de su final, si quería detenerla podría citarla al día siguiente, le habría dado tiempo para que pueda ubicar a su hijito que quedó a cargo de una niñera, no tuvo ni siquiera ese rasgo de humanidad este señor que quiere ir al Superior Tribunal de Justicia”. Y agregó: “Hay jueces que quieren ser estrellas, buscan la espectacularidad para ver si llegan al máximo tribunal, pero les pesará en la conciencia a la que pidió la detención y al juez, y no a los analfabetos jurídicos que están por el azar en el jurado y no saben ni cómo se llaman”, apuntó contra el sistema estrenado en el Chaco en el 2019 y que sigue despertando controversias

Notas Relacionadas