Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/207652
UN SISTEMA MOVILIZADOR DE LA ECONOMÍA

Dos mercados en conflicto: el frutihortícola y “el blue”

Una decena de comercios registrados como minoristas y que operaban como mayoristas fueron clausurados. Sus clientes los defienden.

La presencia y expansión de productores y revendedores de frutas y verduras por fuera de la cooperativa frutihortícola desató un profundo conflicto.

El mercado popularmente conocido como El Piso denunció que algunos de esos comercios que operaban en alrededores del mercado concentrador lo hacían fuera de la ley. La municipalidad de Resistencia clausuró a una decena de ellos por infringir una ordenanza que regula la actividad.

Uno de los comercios clausurados recientemente por la municipalidad (foto anterior al operativo).

FUERTE PROTESTA

Hace una semana (el 19 de julio) algunos de esos comerciantes clausurados bloquearon el acceso al predio histórico, pidiendo a las autoridades poder vender en condiciones equitativas. Quienes habitualmente acudían a comprar se encontraron con la protesta y el rumor de una suspensión indefinida.

Entre las personas que estuvieron ese día y se dedican a venta minorista en verdulerías, tres fuentes que dialogaron con NORTE legitiman a quienes comercializan fuera del mercado frutihortícola por la conveniencia de los costos y la calidad de la mercadería.

Desde El Piso acusan a otros proveedores de impulsar una competencia desleal, fundamentalmente en la disparidad de costos para similares producciones.

Una de las escenas durante la protesta de la semana pasada que expuso las tensiones (foto gentileza).

LA LEGALIDAD

El coordinador de la Unidad de Inspección Comercial Integral del municipio de Resistencia explicó a NORTE las medidas que se adoptaron a partir de un reclamo formal de la cooperativa frutihortícola.

“Hace un tiempo varios comercios sin la habilitación correspondiente se dedicaban a la venta mayorista. Aunque hubo casos que sí habían iniciado trámites de habilitación, lo hicieron como minoristas, quebrantando lo que dice la ordenanza municipal 12.713”, planteó Julio Aguirre.

Los operativos de control, multa y clausura a comercios del rubro empezaron hace un mes y abarcaron a unos diez casos, la mayoría con titulares oriundos de otras provincias. Aguirre puntualizó a NORTE que el único lugar autorizado para el comercio, despacho y derivación al por mayor es el mercado. He ahí el motivo por el que se dispusieron sanciones. Incluso hubo algunos casos en los que se rompieron las fajas y los inspectores municipales debieron volver a intervenir.

“Nosotros no tenemos injerencia en el conflicto (de las partes); solamente hacemos cumplir las normas. Acá no se prohíbe a nadie trabajar, se controla una actividad que está claramente expresada en una ordenanza”, agregó.

Sobre los pasos formales indicó que como en otros comercios una vez que se notifica una infracción, la persona responsable puede apelar la medida por las vías institucionales previstas.

Por otra parte tres vendedores en barrios que se abastecen en el Piso y fuera de él acusan profundas diferencias: los precios son sensiblemente más bajos que los que ofrecen dentro del predio y la calidad es superior