Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/202115

Compromiso ciudadano con el Parque Caraguatá

El grupo de chaqueños que forman parte del Colectivo Caraguatá Reserva Ya! se ha convertido en un ejemplo de cómo la participación ciudadana puede generar un impacto positivo en la comunidad.

Con el objetivo de recuperar y conservar el parque ubicado en el norte de la ciudad de Resistencia, que el año pasado sufrió la quema intencional de pastizales, el grupo ha logrado generar conciencia sobre la necesidad de declarar reserva natural urbana a este valioso espacio que debe ser rescatado sin demoras.

Uno de los aspectos importantes para destacar de esta y otras iniciativas de la sociedad civil que surgen en la provincia es que cada vez se comprende mejor que la participación ciudadana en los asuntos públicos no debe limitarse únicamente a los procesos electorales. La falta de ejercicio democrático hizo que durante mucho tiempo el compromiso ciudadano estuviera asociado casi exclusivamente al derecho al voto.

Pero con el paso del tiempo la ciudadanía comprendió que también puede organizarse para tener incidencia en los asuntos que son de interés general. El paciente trabajo que viene realizando el grupo que busca lograr la declaración del parque como reserva natural urbana merece todo el apoyo de los distintos sectores de la comunidad chaqueña, que se verá recompensada con creces cuando este verdadero pulmón verde de casi 80 hectáreas recupere todo su potencial.

En gran parte de la ciudadanía chaqueña, lamentablemente, muchas veces predomina ese modo de ser que es característico de quienes viven de espaldas a la naturaleza. Es lo que ha ocurrido, por ejemplo, con las lagunas y el río Negro, por citar sólo dos ejemplos que sufrieron -y sufren- los problemas derivados de rellenos irregulares y de la conducta irresponsable de quienes arrojan todo tipo de residuos a estos espejos de agua.

Por eso merecen destacarse las iniciativas de los y las integrantes del Colectivo Caraguatá Reserva Ya! que dedican tiempo, esfuerzos y recursos propios en la noble tarea de limpiar, demarcar senderos y recuperar el parque (donde viven más de 150 especies de aves) y promover el compromiso de toda la comunidad con la defensa de nuestros espacios naturales y su rica biodiversidad.

Es de esperar, entonces, que el parque tenga un instrumento legal que garantice su protección, es decir, que sea declarado reserva natural. Para ello es importante el interés que muestre el cuerpo legislativo provincial (algunos legisladores ya presentaron iniciativas) para con el objetivo de la declaración que se busca.

Debe tenerse en claro que de lo que se trata es de promover el cuidado de la fauna y la flora autóctonas y de evitar que el lugar se transforme en un espacio para realizar actividades que pueden resultar perjudiciales para el entorno. Afortunadamente, las iniciativas del grupo Caraguatá Reserva Ya! tuvieron eco entre los vecinos de Resistencia y también en la Legislatura y en organismos del Estado provincial, como la comisión de Arbolado Urbano y Espacios Verdes del Consejo Provincial del Ambiente.

Queda por delante continuar trabajando en un marco de diálogo con todos los sectores interesados en el tema y, en ese sentido, merece destacarse también que la iniciativa propone la activa participación de vecinos de pueblos originarios que viven en la zona.

“Una Reserva Natural es un espacio que busca conservar las comunidades silvestres y el hábitat de especies amenazadas, así como proteger los paisajes originales de un determinado lugar y con ello los servicios ambientales que brindan”, explican los integrantes del Colectivo Caraguatá Reserva Ya! y recuerdan que “a diferencia de las plazas y parques urbanos, aquí reina la naturaleza y solo se mantienen los senderos habilitados para la contemplación e interpretación de la naturaleza”.

Ojalá que todo este trabajo llegue a buen puerto y que se promueva también la educación ambiental, una herramienta que, como bien señala el grupo de ambientalistas, “es una de las principales actividades que se realizan en las reservas naturales, constituyéndose en aulas abiertas para la enseñanza de la ecología y la valoración del patrimonio natural en todas las edades”.

No caben dudas que la recuperación, restauración y conservación del Parque Caraguatá, como se propone, brindará una mejor calidad de vida a la población y de ahí la importancia que tiene acompañar el esfuerzo de los ciudadanos comprometidos con la defensa de ese espacio natural.

Notas Relacionadas