El Chaco quiere vestirse de blanco algodón