Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/212257

La Fundación Gran Chaco trabaja para acortar las brechas digitales en poblaciones rurales e indígenas

Comunidades del Gran Chaco se fortalecen en el acceso estratégico a las TIC y en la educación intercultural bilingüe.

El proyecto Niyat, financiado por la Unión Europea y coordinado por Fundación Gran Chaco, la Red de Comunidades Rurales, el área de género de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), la Cooperativa de Mujeres (COMAR), Slow Food y el Ministerio de Desarrollo Social de Nación, promueve el liderazgo indígena de las mujeres en 24 comunidades originarias de Formosa, Chaco y Salta. 

La apropiación estratégica de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) por parte de las comunidades y el fortalecimiento del acceso a la Educación Intercultural Bilingüe a través de la creación de comunidades de aprendizajes, son dos de los desafíos que se abordan desde el proyecto Niyat. La iniciativa tiene como objetivo principal la participación protagónica de las actoras del territorio en la política pública y, en ése trayecto, comprende el acceso a la educación y conectividad como herramientas fundamentales para la meta.

La Fundación Gran Chaco, la Red de Comunidades Rurales y la COMAR trabajan juntos en el desarrollo de Comunidades de Aprendizaje de las cuales participan educadores y educadoras. "Esta experiencia es importante como intercambio de saberes y para orientarnos en el aprendizaje de nuestra cultura y costumbres como originarios", describe Juan Héctor Florentín, Maestro Especial en Modalidad Aborigen (MEMA) de nivel inicial en la comunidad La Rinconada, Formosa.

En las Comunidades de Aprendizaje se intercambian buenas prácticas educativas, experiencias, desafíos, materiales y oportunidades, conformando una red de trabajo que beneficia alrededor de 600 niñas, niños y jóvenes, tanto dentro como fuera del sistema educativo.

"El espacio nos permite conocer culturas, lenguajes y pensamientos de distintas comunidades que conforman la pluralidad en un Estado Nacional conformado por varios Pueblos Originarios", destaca Adrián Pérez, estudiante de la carrera de Docente Intercultural Bilingüe en El Espinillo, Chaco.

En este sentido, la Red Comunidades Rurales facilita procesos para que, a través de intercambios virtuales por plataformas como Zoom y WhatsApp, educadoras y educadores del Gran Chaco construyan colaborativamente un espacio de aprendizaje común.

Luego de la realización de talleres participativos en las tres provincias se acordaron los siguientes ejes de trabajo: Procesos educativos en contextos de diversidad cultural y plurilingüismo; Generación, elaboración y difusión de materiales didácticos desde la perspectiva local; Trabajo en red y apropiación de las TIC; Articulación e incidencia en sector público, privado y de cooperación internacional.

"La interculturalidad es de suma importancia para que la educación fluya y se enriquezcan más los saberes de nuestras niñas y niños que con gran esfuerzo llegan a nuestras escuelas con mil sueños y metas por cumplir", resume Mayra Belén Cuellar, docente de primaria en Los Baldes, Salta.

Acceso estratégico a las TIC 

Las brechas digitales de género en las poblaciones rurales e indígenas del Gran Chaco argentino se profundizan en época de pandemia. Es por ello que, fortalecer a las actoras locales en el uso y apropiación estratégica de las TIC para sus comunidades es clave para el desarrollo equitativo de la región.