Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/206742
Avance en la formación docente intercultural

Cinco chaqueños egresaron de la primera licenciatura bilingüe del país

La carrera posibilita el acceso a estudios de nivel superior, becas universitarias y perfeccionamiento que exigen tener un título de grado.

Estudiantes en 2019. Crédito: Archivo

Este mes cinco egresados recibieron su título de licenciados en educación bilingüe intercultural, una formación inédita en Latinoamérica y que se dicta en el Chaco. 

Mirta Aranda, Cecilia Ávalos, Sergio Rojas, Julio González y Exequiel Bejarano pertenecen a los pueblos qom y wichí y son los primeros en graduarse en esa especialidad con reconocimiento y validez nacional.  

La promoción representa un avance significativo para el acceso de los pueblos indígenas a un título de nivel superior.

Mirta Aranda es otra de las felices egresadas. Crédito: Facebook

“Cada uno proviene de distintos puntos de la provincia y hay otros nueve estudiantes más que se siguen formando”, comenta Elizabeth Guadalupe Mendoza, subsecretaria de Interculturalidad y Plurilingüismo.   

La formación comenzó a gestarse a través de un convenio que firmó el Ministerio de Educación con la Uncaus a principios de 2014 y comenzó en 2016, con altos y reanudaciones hasta lograrse la validación nacional. 

“Es un ciclo de complementación curricular, que nació de charlas con los colegas-explica-Si ellos querían hacer un posgrado era un escollo no tener un título de grado”. 

Elizabeth Guadalupe Mendoza (centro), subsecretaria de Interculturalidad y PlurilingüismoCrédito: Facebook

“La propuesta es muy original, es única en el país y en Sudamérica”, afirma a NORTE Silvia Stefanoff, coordinadora de la Uncaus. Al tratarse de un ciclo de complementación, a partir de ahora los egresados -que ya son docentes- están habilitados para, por ejemplo, realizar una investigación no solo en temas educativos, sino también en aspectos culturales y sociales.

Lichy Mendoza agrega que les permite inscribirse para becas o un doctorado en Conicet, el Cochabamba, Flacso, Clacso. "Esta formación rompe ese muro de ingreso en la universidad y en los posgrados. Tiene un componente didáctico que se enmarca en el Buen Vivir", señala.    

Silvia habla de los cinco con orgullo: “Nos deslumbraron con sus trabajos dedicados a su comunidad”. 

Uno de ellos presentó un glosario de neologismos en lengua qom, a partir de sus referentes hablantes. Otro está interesado en el proyecto Chacú, que consiste en recuperar la memoria de todos los pueblos que habitaron la región, para producir escritura “porque es lo que va a quedar”. El fin: nombrar las cosas con palabras propias, no del colonizador. Un ejemplo tobá es una descripción de la apariencia, significa ‘de frente despejada’; y qom es ‘persona’. 

Julio Gonzáles, maestro y médico qom, es otro de los egresados destacados. Crédito: Facebook

Entre los egresados hay uno que en este momento está en Francia con una segunda beca de estudio y necesita el título para avanzar en su investigación. Ezequiel Bejarano propuso una forma de recuperar la cultura con una biblioteca. Y Julio González, que es médico además de maestro de grado qom, trabajó sobre los efectos de la inhalación de drogas en chicos y cómo se deteriora la salud mental y física y la cultura.

Para siguientes etapas ya cuentan con 150 preinscriptos y unas 100 personas en camino con un 50% aproximadamente en instancias finales; la mayoría de ellas vive en áreas rurales. 

Preocupada por la lengua materna

La pérdida de la lengua materna en adolescentes es una preocupación que condujo a Cecilia Ávalos a preguntarse por las causas y si se relacionaban con una pérdida de la identidad. 

Cecilia Ávalos (izquierda) es una de las egresadas de la licenciatura. Crédito: Facebook

“La idea fue recordarles que no se olviden sus orígenes”, cuenta a NORTE esta profesora de Psicología y Filosofía en 4º y 5º de la secundaria Nº 58 de Colonia Aborigen. Hace 11 años que trabaja ahí y su interés se centró en analizar esa pérdida: “Conozco a mis adolescentes y sé que una mayoría se comunica en lengua materna, pero había un momento que en la institución dejaban de hablar”. 

En parte los entiende porque recuerda la experiencia propia, cuando cursaba en un ámbito no bilingüe: “No quiero que a ellos les pase que dejen de sentirse indígenas. Por eso traté de incorporarlos a la investigación, en talleres con el bachillerato libre para adultos bilingüe que funciona en la primaria a la tarde. Ahí tenemos personas mayores que sí se comunican sin temor en qom”. 

De la licenciatura agradece a sus formadores e incentiva a otros estudiantes a siguen ese camino. “Que no dejen; es importante”-dice-“necesitamos inclusión, los niños necesitan de nosotros”. 

Con formación como técnica administrativa, Cecilia empezó a trabajar en el sistema sanitario un año antes de dedicarse a la educación, porque “no conseguía trabajo en docencia”.

Economía en la comunidad wichí  

Mirta Aranda vive en El Sauzalito, da clases en la EEA 6, en el Cifma y en el instituto Favaloro, y es la única de los cinco egresados que pertenece a la comunidad wichí. Su investigación se enfocó en las dificultades económicas que viven los indígenas. “Cada vez hay más pobreza y la conclusión a la que llegamos es que en el origen hay mucho desconocimiento en la administración y en el consumo; además de que hay mucho avasallamiento", describe. Su aporte consiste en marcar la necesidad de que se enseñe economía familiar en la escuela para quienes desconocen cómo diferenciar lo prioritario de lo que no es tan necesario. 

Mirta Aranda es otra de las felices egresadas. Crédito: Facebook

Ella vive en El Sauzalito y admite que estudiar le costó bastante porque debía viajar muchos kilómetros para no perder las clases presenciales. En el primer año del ciclo de complementacion eran en Juan José Castelli; ya el segundo se dictaban en Sáenz Peña.

“No dejen de estudiar porque la educación es lo que nos queda; en las comunidades hay capacidad para alcanzar el nivel que sea”, alienta.  Su tío Nemesio Coria fue uno de los integrantes de Los Seis que lucharon por la sanción de la Ley del Aborigen Chaqueño, por él sostiene que busca “seguir haciendo historia por el legado que dejó”.

Plantel con Juan Chico y Orlando Sánchez 

Una de las características de la formación es que en el plantel docente hay destacadas figuras indígenas. Para dictar una licenciatura bilingüe era importante tener personal con una especialización en la temática. Por lo que el plantel se formó con docentes con título universitario en ciertas áreas y con otros perfiles afines a la originalidad de la propuesta, donde el requisito indispensable era hablar una lengua originaria, porque en un momento en que las clases se diferenciaban por lenguas.

Orlando Sánchez integró la comisión (por el pueblo qom) que trabajó para la sanción de la Ley del Aborigen Chaqueño en 1987. Crédito: Archivo

“Recurrimos a las comunidades por las personas más idóneas. Entre ellas se sumaron Orlando Sánchez integrante de la comisión (por el pueblo qom) que trabajó para la sanción de la Ley del Aborigen Chaqueño en 1987, fue doctor honoris causa en la Universidad de Rosario y uno de los impulsores de la carrera, lamentablemente falleció en noviembre de 2020. 

Juan Chico, historiador, presidente de la Fundación Napalpí y referente qom. Crédito: Archivo

También integró el plantel docente el historiador Juan Chico, cuyo deceso reciente fue un golpe para todos: “Nos pasó las notas de los chicos unos días antes”, recuerda Silvia Stefanoff. “Los dos han investigado y escrito textos que los estudiantes hoy citan como marco teórico en sus trabajos”.