Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/207906
El trigo es la novedad en el departamento Comandante Fernández

Otro año más que el girasol espera lluvias para ocupar las hectáreas proyectadas

SÁENZ PEÑA (Agencia) – En el inicio del año agrícola, la disponibilidad del insumo agua definirá en las próximas semanas si la siembra de girasol alcanzará las veinte mil hectáreas proyectadas en el departamento Comandante Fernández, que tiene hoy una buena cantidad de campos ocupados por el trigo.

En la espera de que las lluvias aporten el agua para la siembra, “algunos productores implantaron girasol, buscando la humedad en profundidad, estimándose que antes de finalizar julio se habían sembrado entre quinientas y seiscientas hectáreas”.

La sede del INTI en la provincia de Corrientes comenzará a cuantificar el arsénico en el grano de arroz, utilizando los estándares de comercialización europeos y de la Organización Mundial de la Salud.

“La intención es muy buena, entre dieciocho y veinte mil hectáreas, observándose lotes que están preparados y solamente esperan las lluvias para largar”, mencionó ante la consulta de NORTE RURAL, el veterinario Gustavo Eyheralde, delegado local del Ministerio de Producción, Industria y Empleo.

En la comparación histórica, la superficie proyectada es similar a lo sembrado en campañas anteriores, “con excepción del año pasado que tuvo una proyección de quince mil y no se alcanzaron a implantar cinco mil hectáreas”.

AUMENTO EN SUPERFICIE DE TRIGO

Lo llamativo de esta campaña, indicaron desde la delegación del Ministerio de Producción, “es que el productor sembró mucho trigo”.

En la lectura previa, no se esperaban quince mil hectáreas ocupadas con el grano harinero, “observándose un crecimiento de entre un diez y quince por ciento con relación a años agrícolas anteriores”.

El cereal, sembrado con las lluvias de otoño, no volvió a tener buen aporte de humedad, “pero todavía resiste”. “En la recorrida con los ingenieros agrónomos se observó que el cultivo está aguantando, advirtiéndose sí manchones que exponen el estrés hídrico en algunos lotes”, refirió Eyheralde.

“Como siempre ocurre en nuestro Chaco, vivimos mirando al cielo para ver si alguna gota cae y el trigo así pueda llegar bien a la cosecha”, acotó.

ROTACIÓN

La superficie sembrada con trigo se incrementó en el departamento que tiene como ciudad cabecera a Sáenz Peña, en aproximadamente un quince por ciento, ocupando campos que en el año agrícola son destinados a soja.

El trigo no utilizó tierras destinadas al girasol, sino que ocupó superficie que iba a ir a soja o lotes que estaban inicialmente en la proyección de algodón.

“Con el algodón veremos qué ocurre en esta campaña, porque si bien hay superficie de esos campos sembrados con trigo, el textil fue el cultivo que mejor respondió en la campaña anterior que fue tan golpeada por la sequía”, comentó Gustavo Eyheralde.

EL ALGODÓN

El algodón, como en el resto de la provincia, en el departamento Comandante Fernández tuvo rendimientos por encima del promedio histórico, pero también entregó números muy bajos en algunas chacras de la zona.

“La lluvia será el factor determinante para saber qué pasará en la nueva campaña, porque toda proyección dependerá de la humedad existente. Si no tenemos precipitaciones, todos los números de los cultivos podrían cambiar, empezando por el girasol que sin humedad no alcanzaría la proyección estimada”, concluyó el referente local del Ministerio de Producción.

Notas Relacionadas