Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/207459

Tokio 2020: así serán los Juegos Olímpicos de la pandemia

Los Juegos Olímpicos de 2020 estaban destinados a celebrarse en Tokio el verano pasado. Sin embargo, como todos sabemos, la pandemia impidió que se celebraran. Este hecho ya supuso una anomalía nunca antes ocurrida.

Ya en 2021, con las vacunaciones en marcha en todo el mundo, se ha decidido que es lo suficientemente seguro para que las Olimpiadas se celebren. Sin embargo, muchos se preguntan cómo se desarrollarán las cosas. ¿Qué medidas se están implementando para mantener seguros a todos los involucrados?

Japón declaró el estado de emergencia debido a un número creciente de casos de COVID el pasado 9 de julio. Los lugares dentro de Tokio o cerca de la ciudad y los de las prefecturas de Hokkaido y Fukushima no permitirán espectadores.

Inicialmente, solo los espectadores internacionales tenían prohibido asistir a los Juegos Olímpicos en persona. Se suponía que se permitiría la asistencia de hasta 10.000 aficionados japoneses a cada una de las disciplinas. La presidenta de Tokio 2020, Seiko Hashimoto, se disculpó con los espectadores decepcionados. “Lo siento por los que compraron entradas y por todos en las áreas locales”.

Sin embargo, CNN informó que el Comité Olímpico Japonés ha declarado que algunos espectadores podrán ingresar a las prefecturas de Miyagi, Fukushima y Shizuoka. Se permite a las sedes hasta el 50% de su capacidad con un máximo de 10.000 espectadores.

A los aficionados también se les prohibirá la entrada al Musashinonomori Park, donde tendrán lugar las pruebas de ciclismo en ruta. El Comité Olímpico también ha solicitado que los espectadores eviten las rutas del Maratón y los eventos de carrera a pie.

Japón ha sido más lento que otros países con su implementación de vacunación. Por el momento, solo el 15% del país está completamente vacunado. Las autoridades sanitarias de Japón también están preocupadas por la variante Delta.

Las ciudades de Tokio y Osaka han sido las más afectadas por el reciente aumento de casos de COVID-19. Las autoridades sanitarias tienen como objetivo que los mayores de 65 años esté completamente vacunada para finales de julio.

Dado el aumento de casos de COVID y el bajo nivel de vacunación en Japón, los atletas que visiten el país para participar en los Juegos Olímpicos no podrán hacer turismo mientras estén en el país.

Todos los atletas que participan en los Juegos Olímpicos de Tokio han recibido libro de instrucciones detallado, en el que se especifican las reglas para mantenerlos a salvo y evitar que el evento se convierta en un foco de infección en todo el mundo.

Las medidas implementadas incluyen usar siempre máscara, mantener una distancia segura con los demás, evitar el transporte público y adherirse a un “Plan de acción”, que cubre las actividades relacionadas con los deportes en los que participarán.

Los atletas también tienen prohibido pasar el rato en Japón cuando su evento ha terminado. También están obligados a salir del país, a más tardar, 48 horas después de la finalización de su competición o si son eliminados antes de la finalización del evento.

El Comité Olímpico Internacional (COI) ha confirmado recientemente que las ceremonias de medallas serán un evento sin contacto y que los atletas deben colocar su propia medalla alrededor de su cuello.

En lugar de que un oficial de los Juegos Olímpicos coloque la medalla sobre los ganadores, los atletas recibirán sus medallas en una bandeja, y deberán recoger su medalla y ponérsela ellos mismos. Los oficiales de los Juegos Olímpicos no están tomando ningún riesgo y las precauciones de seguridad se están tomando muy en serio.

Con casos en aumento en Japón y muchos otros países del mundo, algunos deportistas han optado por no participar en los Juegos Olímpicos. Según Associated Press, es el caso de Corea del Norte, ya que el gobierno no quiere arriesgarse a exponer a sus atletas al COVID.

Samoa también ha decidido no permitir que sus atletas participen en los juegos. El país teme que su equipo de levantamiento de pesas pueda enfermarse de COVID. Sin embargo, los atletas de Samoa que residen fuera del país sí pueden participar.

La canadiense Bianca Andreescu hizo un anuncio a principios de esta semana indicando que no asistiría a las Olimpiadas. Según CTV News, la atleta dijo que se retiraba de los Juegos Olímpicos, debido a “todos los desafíos que enfrentamos en relación con la pandemia”.

Otro canadiense, Denis Shapovalov, ya se retiró en junio. Shapovalov declaró que fue “la mejor decisión para la seguridad de todos”.

Otros atletas que se niegan a participar en los juegos por seguridad y otras preocupaciones incluyen a Serena Williams, Roger Federer y Rafael Nadal.

Sin lugar a dudas, los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 serán un evento único y posiblemente tenso. Con muchas reglas y regulaciones a seguir y el miedo al COVID en la mente de todos, definitivamente pasará a la historia.

Notas Relacionadas