Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/205924
RECLAMOS POR REPARTO DESIGUAL

El transporte público podría recibir 30% más de subsidios

Aunque sin confirmación de fecha, el Gobierno nacional decidió aumentar la subvención a las provincias del interior, entre ellas el Chaco.

Luego de culminar una semana de paro parte de la Unión Tranviarios Automotor y de la Federación Argentina de Transporte Automotor de Pasajeros (Fatap), el Gobierno nacional ha decidido buscar soluciones ante el reclamo por aportes desiguales entre las provincias del interior y el Gran Buenos Aires, con el objetivo de equiparar los montos que reciben las empresas de transporte público.

El pedido a la Nación fue cambiar el criterio de distribución de los fondos para subsidiar el transporte urbano y romper con algunas inequidades entre interior y AMBA.

Ayer, tras un encuentro virtual entre los gobernadores y el ministro de Transporte de la Nación, Alexis Guerrera, se avanzó en la búsqueda de soluciones a corto plazo y a largo plazo, y aunque no dio fecha, el titular de la cartera nacional adelantó que se elevará 30% el monto de los subsidios para el transporte urbano de las provincias.

Los gobernadores de las provincias del norte del país, entre ellos el chaqueño Jorge Capitanich, habían solicitado la audiencia para pedir la redistribución equitativa de los fondos.

En el encuentro virtual, Capitanich expresó que “mientras un porteño paga $18 de boleto, en el Chaco pagamos entre $31 y $37”, al tiempo que pidió corregir esta desigualdad “para acabar con las asimetrías que tenemos en el pasaje entre un porteño y un provinciano”.

Además, el mandatario del Chaco solicitó la sanción de una ley nacional de emergencia para el sector.

Por su parte, desde la Unión Tranviarios Automotor vienen reclamando por un aumento en los subsidios teniendo en cuenta la grave crisis que atraviesa el transporte público del interior, y la dificultad para afrontar las paritarias y la enorme desigualdad respecto a los montos que reciben en comparación con los del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

En tanto, desde FATAP manifestaron que con las actuales condiciones, las empresas de transporte público del interior corren alto riesgo de cerrar y que peligran más de 30.000 puestos de trabajo.

También señalaron que el AMBA cuenta con 18.000 unidades y 47.000 trabajadores, recibe $ 16.000 millones al mes en subsidios; mientras que en el interior, en cambio, cuentan con 13.000 unidades y 30.000 trabajadores, y se percibe únicamente $ 1.500 millones al mes.