Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/203618

Amazon reconoce que sus conductores debían orinar en botellas

Amazon.com se disculpó con un  legislador estadounidense y admitió como un error su desmentido inicial a las afirmaciones de que sus repartidores a veces se veían obligados a orinar en botellas durante sus recorridos de entrega.

 

amazon1.jpg
La denuncia de un legislador estadounidense fue desmentida primero y luego reonocida por la empresa, que se disculpó.

   “Sabemos que los conductores pueden tener, y tienen, problemas para encontrar baños debido al tráfico o a las rutas a veces rurales, y este ha sido especialmente el caso durante la pandemia cuando muchos baños públicos han estado cerrados”, justificó la compañía en una entrada de su blog.

   El reconocimiento se produce una semana después de que el representante demócrata Mark Pocan criticó las condiciones de trabajo en Amazon con un tuit en el que dijo que: “Pagar a los trabajadores 15 dólares por hora no te convierte en un lugar de trabajo progresista cuando rompes los sindicatos y haces que los trabajadores orinen en botellas de agua”.

   Amazon inicialmente emitió un desmentido con un  tuit: “No te crees realmente lo de orinar en botellas, ¿verdad? Si eso fuera cierto, nadie trabajaría para nosotros”. Pero posteriormente se retractó de los comentarios.

amazon2.jpg
La mayor compañía de distribución del mundo no tenía contemplado que sus conductores tuvieran sanitarios disponibles.

   “Ha sido un gol en contra, estamos disconformes y le debemos una disculpa al representante Pocan”, dijo Amazon en su blog, añadiendo que su respuesta anterior sólo se refería al personal de sus almacenes o centros de distribución. La compañía dijo que el problema era “de todo el sector” y que buscaría soluciones, sin especificar cuáles ni cuándo.

   La disculpa de Amazon llega en un momento en el que los trabajadores de un centro de distribución de Alabama están a la espera de un recuento de votos que podría dar lugar a la primera organización sindical en la empresa en EEUU y  marcar un momento decisivo para el sindicalismo.

   Amazon ha desalentado siempre los intentos de organización de sus más de 800.000 empleados en EEUU. Las denuncias de muchos sobre un lugar de trabajo agotador o inseguro han convertido la sindicalización de la empresa en un  objetivo clave para el movimiento de trabajadores de EEUU.