Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/203267

Transporte de cargas: la mitad no reúne las condiciones para transitar

Arranca la cosecha gruesa con una logística del parque automotor terrestre debilitado. De cada diez camiones, sólo cuatro son del Chaco

SÁENZ PEÑA (Agencia) - La campaña de la cosecha gruesa se inicia en el Chaco con una logística del transporte terrestre debilitada, debido a que ‘el cincuenta por ciento de los camiones provinciales no están en condiciones de salir a la ruta‘.

En la etapa de cosecha de soja, cuando el tiempo ayuda al buen rendimiento, trabajan en el flete del grano entre mil ochocientos y dos mil camiones. De ese total de unidades, aproximadamente novecientos corresponden a empresas y transportistas chaqueños.

transporte de carga.JPG
En la cosecha gruesa, de cada diez camiones que trabajan, solamente cuatro son chaqueños

De esos novecientos, no más de quinientos reúnen las condiciones y requisitos para recorrer los 800 kilómetros hasta los puertos de Rosario. Un cincuenta por ciento de la flota ‘está fundida‘ asegura con crudeza el transportista Jorge Luis Macías.

 

El parque automotor de carga en el Chaco soporta una realidad caótica, muy mala y, si la situación no serevierte, el sector desaparecerá‘, afirma el empresario de Quitilipi.

 

‘Esos camiones hoy no tienen posibilidad de recuperación porque no tienen técnica y, en consecuencia, carecen del RUTA (Registro Único del Transporte Automotor), ya que sus propietarios no pueden costear esos requerimientos‘, asegura.

En una observación de lo que ocurre en las zafras de cada año agrícola, se considera que ‘entre trescientos y cuatrocientas unidades no están en condiciones para realizar viajes a los principales centros de acopio de la región‘. ‘Esos transportistas, hoy tratan de subsistir como pueden, con arrimes o viajes cortos‘, indican desdeel sector.

La lectura definitiva y real de lo que ocurre con la flota de camiones, la dará el censo que realiza la Subsecretaría de Transporte.


MAYORÍA DE FORÁNEOS

Las fuentes consultadas por NORTE referencian que, durante la cosecha gruesa, ‘de cada diez camiones, seis son de otras jurisdicciones y cuatro del Chaco‘. El cuadro muestra que menos de la mitad de las unidades que trabajan en la zafra sonchaqueñas.

Los vehículos de carga que pueden concretar viajes con fletes a los puertos ‘son los menos, son
aquellos que tienen la revisión obligatoria al día, el seguro, la patente, es decir las condiciones técnicasóptimas para transitar‘.

En este contexto, cabe señalar que la crisis del transporte golpea especialmente
‘a los jurisdiccionales‘.

Aproximadamente 400 unidades, están los que carecen de las condiciones técnicas y administrativas. Son los vehículos que realizan los arrimes o transportan algodón, ladrillos y leña.

Eterna discusión

El incumplimiento, por parte de los dadores de carga, de las tarifas de referencia es considerado el principal factor que ‘atenta contra el sector del transporte de productos primarios‘. En la comparación entre los valores de la soja y el costo del flete del cereal, los transportistas explican que ‘en 2017 la tarifa equivalía a un 22 por ciento del valor del commoditie, en el 2019 y 2020 se redujo a un 16 por ciento y hoy,
si se paga lo que los dadores de carga pretenden abonar, el porcentaje del flete equivaldría al 9 por ciento del valor de la tonelada de soja‘.

El valor de referencia para los 800 kilómetros, según resolución 185 del 12 de marzo de 2021, es de cuatro mil ciento veintiocho pesos, por cada mil kilos de cereal transportado. Los referentes del sector aseguran que ‘los dadores de carga pretenden pagar dos mil ochocientos pesos‘.

‘Es imposible cargar con ese valor, no es viable y, de no mediar una solución a través del diálogo, tendríamos que ir a un paro‘, advierte Macías.

‘Según el acopio, es el colono el que no quiere pagar la tarifa plena y el productor dice que a ellos les descuentan el valor vigente. Es un tire y afloje en el que el transporte es el perjudicado‘, menciona.

El sector asegura que si se cumple con el pago de los valores de referencia ‘estaríamos bien y podríamos comenzar a recuperarnos‘. ‘Hoy hay camiones que no tienen el RUTA, menos aún cubiertas o la cobertura del seguro, porque no alcanzan a cubrir los costos con el pago que reciben por el flete y, si esto no se revierte, vamos a tener cada vez menos unidades trabajando‘, afirma Jorge Macías, de Transportistas Unidos de Quitilipi.