Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/202315

Olivares: “No debe hacerse política usando a los bosques”

El subsecretario de Desarrollo Forestal del Chaco respondió los planteos de agrupaciones ambientalistas. Advirtió que los productores mantienen los bosques en pie.

SAENZ PEÑA (Agencia). El subsecretario de Desarrollo Forestal del Chaco, Luciano Olivares, aseguró que toda información relacionada al fondo de bosques en la provincia es pública. “Para acceder al financiamiento cualquier persona o comunidad debe presentar su solicitud a través de un Plan de conservación en las convocatorias públicas que se hacen para cada año”, dijo.

olivares.jpg
“Lo que pretende el Fondo de Bosques es premiar aquel que realmente mejora las condiciones del bosque nativo”, expresó Luciano Olivares, subsecretario de Desarrollo Territorial del Chaco.

Por tal motivo, y ante un informe difundido por una agrupación ambientalista al respecto del fondo de bosques, Olivares, explicó que esta herramienta “sirve para la conservación de los bosques que en el chaco es fundamental para el ambiente y al mismo tiempo para garantizar el funcionamiento de la producción y la industria forestal”.

Insistió en que la información es de carácter público, y que una vez ingresado un proyecto, se evalúan por técnicos del Estado y si corresponde se los autoriza. Toda la información relacionada se carga en un registro nacional que es público y de acceso a cualquier persona. A su vez, todos los planes autorizados en cada operatoria con toda la información se publica en la web oficial de la Dirección de Bosques, indicó.

A la par, dijo que para informarse sobre los alcances de la Ley 26.331 y el Fondo de Bosques que se implementa en el Chaco cualquier persona puede acudir a nuestras oficinas, escribirnos o llamar por teléfono y se le indicara toda la información que sea necesaria.

“Se falta a la verdad”

En el informe difundido hace unos días por una agrupación ambientalista,   referida a que el fondo de Bosques fue demorada un año por el Estado, “es totalmente falso y solo demuestra cómo estás personas utilizan un elemento tan sensible de tratamiento como son  los bosques, y pretenden hacer política partidaria. Toda la información se encuentra publicada y al alcance de cualquier persona”.

Agregó Olivares que todos los pedidos de informes fueron respondidos en tiempo y forma” y denunció públicamente que la agrupación en cuestión (en alusión a Somos Monte) evitó notificarse de las respuestas para hacer creer a la sociedad que el estado no da respuestas, cuando esto no es así”.

Se utilizan a los bosques como campañas políticas

“Es evidente cómo utilizan a los bosques como parte de operaciones políticas. Utilizan figuras como agrupaciones, foros o colectivos que no son asociaciones civiles ni personas jurídicas con el fin de no responsabilizándose civil o penalmente por las afirmaciones que realizan”, enfatizó Olivares.

Acusó de que con este tipo de falsa información, “solo desinforman a la sociedad confundiendo sobre la actividad forestal, por ejemplo, afirman que el desmonte y el aprovechamiento forestal es lo mismo, señalan cómo una práctica irregular el transporte de madera como si eso fuera desmonte”.

Lo más grave es que las noticias periodísticas que generan de esta manera lo ingresan a la justicia, y son utilizados como prueba para las sentencias. Desde el año 2010 está práctica es habitual, ya estamos acostumbrados. Una prueba de ello, es que a fin de año como una sentencia cautelar de cámara contenciosa administrativa tuvo que rectificarse al demostrarse estas situaciones, indicó el funcionario.

Priorizamos al productor chaqueño

Olivares dio detalles de las acciones, señalando que 1134 planes de conservación de bosques se financiaron desde el año 2010 al 2019 en el chaco por el Fondo Nacional de Bosques en el Chaco, en el que en un 93% se destinó a productores de toda la provincia. El porcentaje restante se destina a asociaciones, organizaciones, instituciones públicas, establecimientos educativos, universidades o personas jurídicas.

“La mayoría de los bosques se encuentra en custodia de la gente, en campos privados o públicos pero adjudicados a un productor”, dijo.

No se puede pensar en una política de conservación de los bosques sin tener en cuenta al productor quien es el que tiene que correr con todos los gastos de mantener a los bosques en pie.

Cerramientos y calles cortafuegos para proteger los bosques, enriquecimiento y restauración forestal, el manejo forestal, y entre otras tareas de conservación, son actividades muy costosas. El productor las afronta de manera particular, y lo que hay que saber es que sin estas acciones el futuro del bosque sería muy difícil.