Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/178269

El eterno problema de las lagunas

La mayoría de las familias albergadas en la escuela 577 de Villa Los Lirios convive en la cuenca Prosperidad, un sistema interconectado de lagunas. La población forma parte de un vasto sector que se asentó próximo a la línea de defensa de la ciudad en el valle del río Negro, que desagua en el río Paraná.

La vivienda de Santa Leonidas Oviedo se ubica en Ayacucho y calle 9, a unos 20 metros de la laguna. Y la casa de Sandra Giménez también está junto a la misma laguna. Al margen de que la zona es baja las dos agregan elementos nuevos y perjudiciales. 

Sandra describe que el desagüe que proviene de Villa San Juan se inauguró hace un año y que en realidad debería descargar cerca de un puente que está a dos cuadras, entre Villa Los Lirios y Villa Don Bosco. En una conversación con NORTE su nuera acota que por esa tubería “viene toda el agua del centro y servida también”. Las dos mujeres y sus familias comparten los riesgos que supone estar tan cerca de la laguna, aunque hacen varios reparos que podrían morigerar los daños.  Un ejemplo. Hace tiempo piden que se limpie un totoral que aseguran obstruye el escurrimiento natural, “hacen zanjeos pero no se limpia con dragado”, dicen. Para tener una dimensión de la extensión del espejo de agua y su fauna cuentan que en estos días se avistaron dos yacarés.

En cuanto a las responsabilidades por los efectos de las lluvias excesivas como la del viernes, Oviedo dice que no sabe si echarle la culpa al gobierno provincial o al municipio. “Casi todos los desagües de la ciudad caen en la laguna, que como no se draga ni limpia caen dos gotas de agua y pasa esto”.

Además señala que pidieron por nota a las autoridades y la respuesta es que se dirijan a la Administración Provincial del Agua (APA) pero pese a acudir también a ese organismo, todo sigue igual. “Ahora nos enteramos que hay otro (desagüe) de la zona sur, estamos a merced de eso y no sabemos si es la única con capacidad de recibir tanta agua. Tenemos el que viene de Paraguay, de la calle 8, de la 12 y la 16; creemos que no hay capacidad”, describen.