Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/225300

Villa San Martín, barrio caliente: un crimen y sucesión de robos violentos en pocas semanas

 A una jueza le 'gatillaron' tres veces en la cabeza. Un motociclista fue ata­cado para sustraerle el rodado. Un joven fue acribillado.

Poca iluminación, uno de los factores que los vecinos señalan como propicios para el accionar de los delincuentes en el

Esto es una zona liberada‘. Esa es la definición que más se repite cuando los vecinos de distintos barrios del área metropolitana comentan a NORTE la situación en materia de seguridad. Muchas veces es una exageración, pero otras tantas el reclamo tiene su fundamento.

En Villa San Martín los vecinos están preocupados, y no es para menos ante la sucesión de hechos notorios que se han producido últimamente. El 16 de noviembre, hace casi tres semanas, Eduardo Gómez, de 24 años, fue ejecutado a plena luz del día de seis balazos por sicarios en una moto que lo atacaron mientras compraba torta parrilla en avenida Rissione y Pellegrini.

El caso se encuentra en plena investigación y los presuntos autores están detenidos. Pero en los últimos días ocurrieron otros hechos, uno de extrema gravedad y que, casi por milagro, no se cobró otra vida.

‘ME GATILLARON TRES VECES‘

NORTE contó ayer el robo sufrido por la presidenta de la Cámara Primera en lo Criminal y Correccional de Resistencia, Natalia Kuray, que se encontraba con su bebé y su esposo al ser atacada el sábado 3 a las 21.30 en Lestani y Pellegrini.

Tras conocerse el hecho, la propia magistrada brindó a este medio más detalles: ‘tenía a mi bebé en brazos y me gatillaron tres veces en la cabeza‘, dijo conmovida. Los delincuentes lograron llevarse algunas pertenencias de la abogada, que expresó su confianza en que el hecho pueda esclarecerse.

VIOLENTO ROBO DE MOTO

El domingo pasado, en tanto, un joven que llegaba a su domicilio por calle Asunción en moto fue interceptado, en horas de la noche, por cuatro asaltantes que también se movilizaban en dos motocicletas. La banda lo venía siguiendo y cuando la víctima subió a su entrada, se lanzaron sobre él y lo golpearon para sustraerle el rodado.

El 16 de noviembre un barrio. joven fue acribillado de seis balazos y el pasado fin de semana a una jueza le gatillaron tres veces para robarle el bolso.

PREOCUPADOS Y HARTOS

Los vecinos de la barriada están cansados. Estos hechos de gravedad se suman a numerosos episodios de arrebatos o ingresos a domicilios cuando sus moradores no se encuentran. ‘Estamos organizados, tenemos un grupo de WhatsApp y hemos tenido reuniones con autoridades, pero cada vez que surge una queja los policías vienen y recorren dos días pero después otra vez no queda nadie‘, señaló uno de los integrantes de esta ‘comisión‘ vecinal.

El asesinato de Gómez y el robo sufrido por Kuray los puso en alerta. ‘Pasan muchas cosas, cuando las señoras salen del supermercado las arrastran para arrebatarles el bolso, cuando nos vamos un fin de semana nos entran a robar, si dejamos el auto afuera nos rompen la luneta‘, dijo indignado.

Una de las acciones que estudian es contratar un servicio de alarma callejero, pero no todos están de acuerdo por los costos. También solicitan el recambio de luminarias, ya que varios sectores son ‘una boca de lobos‘, y mayor presencia de uniformados con recorridas de prevención.