Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/221693

El extraño guiño que Volvo no pudo imponer

Buick fue, en 1939, la primera marca que instaló guiños de serie en sus vehículos. A comienzo de la década de 1950 Volvo diseñó un sistema de advertencia de giros único bautizado como Fixlight 1180 aunque también fue conocido como ‘Takgök’ o ‘Cuckoo on the Roof’ (Cuco en el tejado). El Cucoo es un ave común en el sur de Europa que migra anualmente al África.

El tema es que el novedoso guiño fue un fracaso y terminó sus días en el museo que posee la marca sueca.

El Volvo PV44 de 1950 fue el primero (y único) modelo de la marca en tener el curioso guiño sobre el techo.

Sabemos su final, pero no el motivo por el que no triunfó. El Fixlight 1180 era un guiño con un enfoque bastante convencional: estaba compuesto por un par de luces de color ámbar que parpadeaban. Y aquí terminaban las similitudes con los modelos estándar que todos conocemos porque su diseño y, sobre todo, su ubicación se salieron completamente de la norma.

Fallas de diseño

El Fixlight 1180 fue fabricado por Fixtabriken, una compañía que era propiedad de un buen amigo de uno de los fundadores de Volvo, Assar Gabrielsson. Debido a su forma, su visibilidad era escasa… incluso de día; provocaba filtraciones de agua e imposibilitaba la instalación de un portaequipajes en el techo. Es rarisimo pero si,  el guiño de Volvo iba colocado en el techo por eso se ganó el sobrenombre de ‘Cuckoo on the Roof’. Probablemente también penalizaba a la aerodinámica del vehículo, pero esto es fruto de mis propias conclusiones.

Una publicidad de la época promocionando las ventajas del curioso sistema de guiños en Suecia.

 El intermitente Fixlight 1180 sólo estuvo disponible durante un par de años: desde septiembre de 1950 hasta agosto de 1952. Quizás sea una mera coincidencia, pero Suecia prohibió los indicadores en el techo entre 1952 y 1953… Volvo tuvo que cambiar de planes, pero no de proveedor: Fixfabriken le siguió suministrando intermitentes para sus vehículos, pero ahora iban montados en el Pilar B.

El Volvo PV44 era el más moderno de una serie de sedan dos puertas que apareció en Suecia después de la Guerra. Se presentó en 1944 pero no pudo entrar en producción hasta 1947 por la falta de materias primas, y sin embargo todos esos años se sumaban cada vez mas pedidos prepagos que ayudaron a la fábrica a recuperarse

Si nos paramos a analizar el diseño del Fixlight 1180 podemos llegar a pensar que, a pesar de todo, alguna ventaja sí tenía: con su única presencia, Volvo se ahorraba la mitad de los intermitentes del Volvo PV444 porque su extraña ubicación hacía posible que sustituyera a los indicadores delanteros y traseros. 

Temas en esta nota

Volvo