Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/214583
Llegó al Chaco el 19 de enero

Luego de tres semanas atraparon al acusado de matar a Marcelo Longhi

Ramón Roberto Flores con varios antecedentes, se refugió en Barran­queras. Luego de la nota de NORTE, comenzó a cambiar de casa.

Este martes efectivos de la Bonaerense y de la Policía del Chaco atraparon en la calle, a cuatro cuadras de Investigaciones Complejas en Resistencia a Ramón Rodolfo Flores (40), sindicado como uno de los asesinos junto a Pablo Achard (44) del exrugbier Marcelo Longhi (58) .

El chaqueño comenzó a moverse de su guarida el domingo 6 de febrero, luego que NORTE publicara que había contactado al abogado Francisco Belle, a quien ese día le preguntó si era verdad lo que este diario informó sobre su futuro : es que con una orden de aprehensión Flores tenía pensado presentarse en la justicia local y quería que no lo trasladen a Buenos Aires. El letrado le hizo saber que no había manera de eludir la justicia por lo que el sospechoso cambió de defensor, el cual ni siquiera consultó en sede judicial sobre la situación.

Flores comenzó a ponerse nervioso, saliendo de su zona de confort donde estuvo escondido en Barranqueras desde el 19 de enero, una semana después del homicidio de su jefe, el que arrendaba un campo cerca de Luján.

El chaqueño, quien llegó a esta provincia en la camioneta conducida por Achard, amigo y socio de la víctima, desde el domingo empezó a moverse de lugar, pidiendo alojamiento a familiares y amigos. En paralelo, desde hace una semana, ya en la capital chaqueña estaban los sabuesos de la Policía Bonaerense, que fueron apoyados en territorio por sus pares de Investigaciones Complejas.

LA CAÍDA DE "JAVIER"

Flores que sabía de sus antecedentes, cuando en 2021 fue contactado aquí en Chaco, por Longhi y Achard para que trabaje en el campo donde se produjo el asesinato, se hacía llamar "Javier". No quería despertar sospechas. Pero ayer a las 12.30 acabaron sus días en libertad.

Los agentes policiales llevaron adelante una vigilancia a los familiares y amigos. Flores , el domingo apagó su celular. Se dio cuenta que había cometido errores y que sus captores estaban cerca.

De acuerdo a las versiones oficiales, el acusado se movía de domicilio en domicilio, cuando tras ser identificado se comenzó a perseguir a un automóvil Toyota Ethios. El vehículo fue interceptado en San Martín e intersección Rodríguez Peña, a cuatro cuadras del Departamento de Investigaciones Complejas.