Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/214317

Anticipan que la bajante del Paraná se extenderá al menos hasta abril

El escenario crítico se mantendrá en el mediano plazo. Enero fue el mes en el que se rompieron todos los ré­cords negativos.

El nivel del río Paraná en Barranqueras continuará en valores inusuales. Piden racionalidad en el consumo del agua.

El bajo caudal del río Paraná , fenómeno que castiga a la región al menos desde mediados de 2020, no da señales de concluir. Los informes que emitieron recientemente tanto la Administración Provincial del Agua (APA) como el Instituto Nacional del Agua (INA) señalan que las condiciones desfavorables se mantendrán al menos hasta fines de marzo, principios de abril y que en lo que va de este año se perforaron récores negativos en lo que hace a niveles en el puerto de Barranqueras.

Así, la perspectiva meteorológica para el verano es que sea el reflejo de lo que ocurrió en el último trimestre de 2021. Para Chaco se estiman precipitaciones normales en la región central y oeste, en tanto que inferiores a lo normal para el este. Para las temperaturas medias hay un 45% de probabilidad que sean superiores a las esperadas.

En el litoral argentino en general se espera un trimestre con condiciones deficitarias de precipitación. Mientras que para las regiones de la cuenca del Paraná y Paraguay se espera un trimestre con condiciones normales. El riacho Barranqueras continuará permaneciendo en la franja de aguas bajas. En este contexto, el escenario de disponibilidad de agua se ve nuevamente afectado, la recarga de los cuerpos de agua, así como de los almacenamientos por escurrimiento sub-superficial, no se ha podido normalizar

HISTÓRICO

Por su parte, la APA indicó que "el nivel hídrico viene presentando oscilaciones desde septiembre del 2021, alcanzando su máximo valor el 25 de octubre con 2,83 metros. Desde el 25 de diciembre se mantiene con tendencia bajante. Estos niveles resultan 3 metros por debajo del límite de aguas bajas. La futura evolución dependerá fuertemente de la evolución de las lluvias en la región, especialmente en la parte de la cuenca de aporte de respuesta más rápida (cuenca del río Iguazú, cuenca próxima al embalse de Itaipú y cuenca de aporte al tramo misionero-paraguayo). De no ocurrir estas lluvias, la tendencia sería descendente y persistente. El escenario en las costas chaqueñas mantiene la gravedad de los más críticos registrados en la historia, enero del 2022 se estaría presentando aún más crítico que en el 2020 y en 2021".

"Analizando la estadística hidrométrica solo de este mes, la altura el 14 ene fue de 0,07 metro está un metro por debajo de la mínima absoluta histórica para el mes de 1,05 metro desde 1983, que se registró el 9 de enero del 2021. Hoy el nivel es de 0,03 metro. Las últimas dos semanas son los registros más bajos desde que comenzó este escenario de bajantes".

BERMEJO

La evaluación del río Bermejo es que durante el período 2019-2021 la cuenca que aporta al Paraguay tuvo un comportamiento de niveles de normal, propio de su régimen.
A fines del 2021, los niveles en las cuencas del Alto Bermejo, Grande de Tarija, Iruya- Pescado, San Francisco tuvieron dos ondas de crecida ordinaria debido a precipitaciones en la alta cuenca. Pasada cada una de las crecientes los cursos se encuentran estables con tendencia a inclinarse a la baja.