Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/213724

El secuestro de 650 kilos de droga en la ruta 1 confirma el uso de la hidrovía para el tráfico narco

Agentes de Prefectura, encargados de controlar caminos y zonas cercanas a los ríos, dieron ayer con una suerte de camión jaula que, debajo de bolsas de aserrín, transportaba un gran cargamento de marihuana.

Este caso confirma el uso de la hidrovía Paraná-Paraguay para traficar grandes cantidades de droga que tienen como destino principalmente los mercados europeos u otros países de la región, donde las actuales cotizaciones de los estupefacientes permiten grandes rentabilidades para las organizaciones.

La droga era transportada en una suerte de camión jaula que fue detenido en la jurisdicción de Margarita Belén.

Además, este tipo de casos permite avizorar el gran trabajo que están realizando las fuerzas de seguridad en todo el NEA pero también es importante que el gobierno nacional invierta para evitar que esta región postergada sea usada como base por grandes bandas de narcotraficantes.

Es así que todos los indicios recolectados son contundentes y muestran la necesidad de avanzar en nuevas políticas que permitan luchar contra el narcotráfico en la región, una de las más calientes por la presencia de grandes estructuras muy violentas como el caso del PCC.

Cerca de 650 kilos fueron secuestrados por orden de la jueza federal Zunilda Niremperger

MÁS DE 650 KILOS DE MARIHUANA

Efectivos de la Prefectura Naval Argentina (PNA) secuestraron más de 650 kilos de marihuana y detuvieron a dos personas durante un control vehicular.

El operativo, resultado de tareas de prevención que realiza la fuerza a diario, fue en la ruta provincial 1 entre La Leonesa y Margarita Belén, cerca de un puente que permite cruzar el Guaycurú (altura del kilómetro 1225 del río Paraná).

El trabajo desplegado por las fuerzas de seguridad es clave, pero se necesita que la Nación siga invirtiendo para frenar el narcotráfico.

El personal, que realizaba tareas de rutina, detectó a dos hombres, domiciliados en una provincia vecina, en un vehículo con evidente estado de nerviosismo.

Y ante la sospecha de estar frente a un ilícito, se inspeccionó el rodado exhaustivamente y se halló, en la caja y entre bolsas de aserrín, 638 panes de droga.

Se trata de más de 650 kilos, valuados en más de 71 millones de pesos, que fueron incautados por orden del Juzgado Federal número 1 de Resistencia, a cargo de la magistrada Zunilda Niremperger.

Además, se secuestró dinero en efectivo, equipos de telefonía móvil y el medio empleado para trasladar el estupefaciente.