Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/210248
Hipólito Ruiz

Columnista

El Chaco algodonero comienza a mostrarse

El Chaco algodonero se divide en dos segmentos: el de productores de hasta 300 hectáreas y el resto que supera esta superficie. 

Un productor de la zona de La Tigra comienza la semana sembrando un lote de algodón. Hay expectativas en la provincia y se espera alcanzar unas 260.000 hectáreas del cultivo.

En la primera franja, se están distribuyendo las semillas fiscalizadas, a través del Ministerio de Producción, Industria y Empleo. Se distribuirán 1.200 toneladas de semilla de las variedades Guazuncho 4, DP1238 y NuOpal, que fueron deslintadas en el semillero Gensus de Avia Terai y de donde se lanzó oficialmente la campaña 2021/2022.

Son 900 productores los beneficiados, y al Estado chaqueño le significa una inversión de 233 millones de pesos. Este segmento de productores, a los que el gobierno también asistirá con gasoil, 700 litros de gasoil en 2 etapas, la mitad para la siembra y el resto una vez constatada.

Este grupo de productores, alcanzaría una superficie de 60.000 hectáreas de algodón en todo el territorio provincial. Una buena cantidad del cultivo que comienza a recuperar protagonismo.

MAYOR ESCALA

Por otro lado, están los productores que siembran una mayor cantidad de superficie y que cuentan con una logística e infraestructura acorde a este segmento, y que podrían superar las 200.000 hectáreas. En este marco, en la zona de San Bernardo, el productor Darío Jaciuk empezó la siembra de algodón.

“Cuando llueve, se mueve el tractor y la sembradora, andamos todos con la cara sonriente, nosotros y los peones, y cuando es algodón, por partida doble”, comentó el agricultor, que tiene sus campos en la zona del Lote 42, y donde comenzó con la siembra de unas 2.200 hectáreas de algodón para la campaña 2021/2022.

Jaciuk va a sembrar unas 500 hectáreas más que en la campaña anterior, que implantó 1.800 hectáreas. Pero no es el único, ya que en zonas de Los Frentones, y también en el sudoeste, al norte de Pinedo, también comenzó la siembra de algodón, y en superficies interesantes, que hacen pensar en que si no existen complicaciones en el clima, el Chaco “se va convertir en blanco algodón”, con todo el impacto económico que esto tiene en pueblos y ciudades del interior chaqueño.

POR QUÉ ES IMPORTANTE LA SEMILLA FISCALIZADA

La siembra de algodón con semilla fiscalizada, implica hacerlo con pureza, garantía de poder germinativo y el mejor tratamiento profesional disponible. Para esta campaña, el productor dispone de semillas de las nuevas Guazuncho 4 INTABGRR y de la Guaraní INTA BGRR para asegurar una siembra segura y un cultivo que termine su ciclo productivo en la fecha optima requerida.

EL APOYO DEL ESTADO AL PEQUEÑO Y MEDIANO

Pero esto tiene un costo y el pequeño y mediano productor se ve con dificultades para poder adquirirla, y es ahí donde resulta fundamental el respaldo financiero y logístico del Estado provincial. Sería injusto que no pudiera tener acceso al uso de semilla certificada, fiscalizada y de primera multiplicación por los altos costos que esto representa.

Para hacer frente a esta problemática, el Gobierno lleva adelante el programa Semilleros de Algodón, con el objetivo de poder garantizarles acceso a esta herramienta fundamental en relación tanto con el INTA como con Gensus .Por eso es destacable que se haya ratificado además la continuidad del programa Semilleros y la solvencia del trabajo del INTA y de la firma Gensus -principales proveedores- en el desarrollo de variedades genéticas para una mejor productividad y rentabilidad.

El fondo algodonero

Este marco de situación que le vuelve a dar un fuerte impulso el Chaco, es necesario hablar, además, de la inversión privada que se observa con la apertura de nuevas desmotadoras y reacondicionamiento y modernización de otras plantas textiles, del Fondo Algodonero Nacional. En esta campaña aporta a la provincia 121 de los 233 millones de pesos que se invierten entre semillas y gasoil, y es necesario lograr un aumento significativo.

“Es necesario que este fondo aumente aún más a cerca de mil millones de pesos. Es una discusión aún pendiente en la Argentina que implica un debate serio en el Congreso de la Nación”, remarcó en Avia Terai el gobernador Capitanich.

En tal sentido, agregó que “los productores chaqueños han demostrado la capacidad de superarse año tras año pero tenemos aún el desafío de tener una cadena completamente integrada. Los chaqueños tendremos que unir esfuerzos para que la cadena de valor algodonera, los productores, las asociaciones, las entidades, las empresas, las familias, todos juntos defendamos nuestro producto esencial, nuestra cultura algodonera”, reiteró.

Régimen de fomento al desarrollo industrial

El presidente del directorio del semillero Gensus, Pablo Vaquero, dijo que “está pasando algo muy especial con el cultivo del algodón que es importante contarlo”, en relación a la presentación del proyecto de ley de fomento al Desarrollo Agroindustrial Federal Inclusivo, Sustentable y Exportador, que este jueves encabezaron el presidente de la Nación, Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, y que fue consensuado con el Consejo Agroindustrial Argentino (CAA).

Explicó que “hay un capítulo de ese proyecto que va a hacer que se promueva, a través del reintegro del impuesto a las ganancias, a los compradores que accedan a semillas fiscalizadas de autógamas y esto incluye al algodón, con lo cual más productores se podrán sumar a la siembra de algodón de calidad”, informó, y manifestó: “como nosotros siempre decimos, lo importante es que el productor sepa qué está sembrando, y el uso propio, ordenado y las semillas fiscalizadas son el camino”.