Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/209499

El abogado de Sergio Alila denuncia la afectación de la cadena de custodia

El doctor Miguel Barceló, abogado defensor de Sergio Alila (actualmente con prisión preventiva en una causa por supuesto abuso sexual) pidió el esclarecimiento de una irregular situación que atribuyen a su defendido. Un nuevo frente judicial sea abre para el joven, y tiene que ver con el daño a la imagen de un fiscal. 

Sergio Alila, de 32 años, junto a su abogado Miguel Barceló, está con prisión preventiva, acusado de abuso sexual agravado. 

Este miércoles y ante las cámaras de NORTE Play el letrado dijo: “hay una nueva causa, la cual este año se tomó conocimiento a través de los medios de difusión. Se trata de una denuncia contra el titular de la Fiscalía N°6, el doctor Roberto Villalba. Él es quien llevó adelante la investigación contra Alila en la causa que fue elevada a juicio y por el cual el joven se encuentra privado de su libertad”. 

“El hecho en cuestión es que el doctor Villalba acusa a una persona que podría ser el responsable de este evento donde se lo acusaba a él (fiscal) de cosas graves. Lo cual yo no estoy de acuerdo, no creo que él sea eso que se intentó culpar”, explicó. 

El sobre que contenía el celular estaba abierto, de acuerdo a las pericias del Gabinete Científico.

“¿A quién lo imputan? A mi asistido, a Sergio Alila. Recordemos que en ese momento Alila estaba detenido en la comisaría Undécima, privado de su libertad. Entonces, hacen un procedimiento, cuestionable y dudoso en el que incautan un celular Samsung J5 que supuestamente lo tenía el detenido en su poder. Digo supuestamente porque la única testigo independiente del proceso, la señorita Sampayo, dijo en ese momento no haberlo visto al detenido, no haber visto nada del procedimiento y no haber visto a quién le sacaron el teléfono”, aseguró.

“Dado este hecho es que hago el planteo de falsedad y se rechazó este recurso. Así es que fuimos viendo novedades y pidiendo la incorporación de elementos probatorios se detecta en la causa que el acta labrada en la ocasión decía que, si se procede a la incautación de un teléfono celular, y describe al aparato con un IMEI, no detallan número del teléfono ni si tiene incorporado un chip. Esto lo colocan dentro de un sobre, la testigo dijo que era un sobre blanco. El acta policial dice que es un sobre de tamaño considerable y que firmaron los presentes para posteriormente encintar el mismo”, detalla. 

“Tanto la testigo como el acta dicen que confiscaron el celular y lo firmaron.  Cuando llegó el teléfono para que se le realice la pericia en el Gabinete Científico, el sobre está abierto, no tenía la cinta de resguardo y no lleva la firma de nadie”, dijo el abogado de Alila. 

El radiograma policial que confirma detalles planteados por la defensa.

“Lo más grave de todo esto es que aparece mágicamente un chip de la empresa Personal. El cual no figura ni en el acta de secuestro ni lo menciona la testigo del procedimiento. Inclusive, el subcomisario a cargo de la Undécima en ese momento, por la red interna hace una publicación e informa a sus superiores y a la fiscal Ingrid Wener que llevaba en ese momento la causa, de la existencia y del secuestro que se había producido dentro de la comisaría”, expone Barceló. 

“Se secuestró un celular J5 y describe el IMEI. No habla en ningún momento del chip, ni de la presencia de un elemento de ese tipo. Es más, tenemos por ejemplo en consideración la fotografía que toma el propio perito del Gabinete Científico en el momento de la apertura del sobre. No aparece ningún chip y lo incorpora a este dato en el informe. Dos veces se le tomó una ampliación de la declaración del evento”, informa el defensor. 

El sobre estaba abierto, así lo registró el perito y lo incorpora con los elementos del informe. Pero lo que es más grave, si quieren decir que nosotros tuvimos alguna situación que genere dudas está la evidencia que lo destierra porque hay un radiograma interno realizado (creo) por el subcomisario Gerzel. Donde este funcionario informa el secuestro de un teléfono, con IMEI dice, en ningún momento dice que hay un chip. Entonces estamos hablando de una grave situación en donde se produce la afectación de la cadena de custodia”, asevera. 

“Si aparece un chip en un momento dado, un personal recibe en la sala de armas y describe que recibe un chip en un sobre papel madera si firma… ¡Algo está fallando!”, objeta. 

La causa está en manos está en manos el titular de la Fiscalía N°14 (también responsable de la Fiscalía N°13), a cargo de Francisco Asís De Obaldía Eyseric

De acuerdo al informe entregado por el Gabinete Científico, tampoco se encontró ningún chip ligado al teléfono incautado.

- Ese chip supuestamente ingresado irregularmente, ¿qué tendría?  

- No lo sabemos porque aparentemente no está peritado. Porque el perito no lo menciona en su informe, si peritó el teléfono que dice que tendría cierta plataforma digital mediante la cual habría sido insultado e injuriado el fiscal. 

Cuando se pidió la pericia no encontraron nada, no hay elementos que vinculen a Sergio Alila con el ataque mediante las redes sociales al fiscal Villalba. 

- ¿Qué es la cadena de custodia? 

- Es, por ejemplo: yo secuestro un elemento, sea un teléfono, un arma de fuego, un vehículo. Y durante un determinado plazo, hasta que llegue el perito a analizar el mismo, debe estar resguardado bajo normas de seguridad. Esto no puede permanecer a disposición de nadie, debe estar bajo la custodia del Poder Judicial y en un lugar seguro, para resguardar el contenido de esa prueba. 

Solicitan la nulidad del proceso

“Hay numerosos fallos que declararon la nulidad de todo lo que acontece. ¿Quién me garantiza ahora que todo lo que está bajo custodia corresponda a ese teléfono?”, testifica Barceló.  

“El camino que planteamos es pedir la nulidad por la falla en la cadena de custodia y fue rechazada por el fiscal, que nos dio un detalle de dónde había estado el teléfono. En ese detalle que me da el propio fiscal se puede observar y pude determinar que aparece mágicamente el chip. O sea, si aparece ese chip que no está en el acta de secuestro, ni en el informe de la policía, ni en el radiograma, entonces algo falló”, confirma. 

ENTREVISTA EN NORTE PLAY

Consultado sobre el futuro de las acciones de la defensa, Barcelo indica: “ahora voy a ir al Juzgado de Garantías N°5 para que me conteste si tengo razón o no sobre algo irregular. El fiscal N° 6 es el que llevó la causa de Alila, que está en la Cámara N°1 en este momento, y el fiscal Villalba es el que lo denuncia y va a participar también del debate. No entiendo esto, es bastante irregular que el fiscal que llevó adelante un proceso investigativo, lo denuncian y sigue en la causa a pesar que se lo recusó”. 

La familia de Alila continúa pidiendo que se trate una patología psicológica

"Al respecto se hicieron dos planteos en Cámara. Hay buena predisposición allí, no es como en la Fiscalía N°6 que nos decían que no a todo. En el segundo planteo la Cámara corrió traslado a todas las partes, hubo un hábeas corpus presentado. Se fijó como fecha de la segunda pericia para el 1° de octubre. Hay una junta médica que se realizó, donde dice que Alila tiene que estar internado y que el fiscal N°6 y que la jueza de Garantías que en ese momento intervino dijeron que no era procedente, le quitaron validez a la junta por un informe de la Sala 13 (que es el Área de Salud Mental del Hospital Julio C. Perrando", concluyó.