Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/208582
Hipólito Ruiz

Columnista

En medio de la apatía, la campaña política quiere tomar color

El juego de la política va a colocar a Sáenz Peña en las PASO del 12 de septiembre, nuevamente como una vidriera con proyección para las generales de noviembre, aunque esta vez en medio de una tremenda falta de expectativa electoral por parte de los ciudadanos.

El segundo distrito electoral más importante de la provincia es el que define en cierta medida la proporción de los cargos electivos en este proceso interno.

Este filtro que impone las PASO va dejando algunos aspectos donde la dirigencia local tiene que convivir entre el desinterés ciudadano a una elección, la presentación de propuestas y la definición de espacios en cada partido político.

En el justicialismo local, ‘hay muchos enojados y enojadas‘, dijo a este periodista un dirigente provincial, en alusión a la lista para legisladores provinciales que surgió del acuerdo entre Capitanich, Peppo y Martínez.

En este marco, esas ‘fisuras‘, tan características del justicialismo local, implican debilitamiento y ya están pensando de qué manera organizar a los fiscales para estas contiendas, con mayor presencia de Antonio Rodas que se sentó en Sáenz Peña para intentar acercar posiciones.

Ayer, Ricardo Sánchez -que también quedó afuera de la lista- dijo que ‘estamos trabajando con el mandato de apoyar a esta lista, tenemos que entender que no hay lugar para todos‘. Jorge Capitanich, en tanto, hará seis actos en la ciudad termal, incluyendo algunas caminatas barriales, con la idea de darles impulso a los candidatos.

EN EL FRENTE PARA EL CAMBIO

En el ámbito local, Carim Antonio Peche y los candidatos que forman parte del espacio liderado por Bruno Cipolini van por cuerdas separadas. La reaparición de la figura de Ángel Rozas parece haber sido clave y en ámbitos de los colaboradores del diputado de Convergencia Social hablan de ‘una interna local fuerte, despareja‘, dicen.

Los operadores locales de ambas fuerzas internas intentan minimizar estas diferencias y apuntan a lograr obtener el mayor caudal de votos y pensar en las elecciones generales.

A LA CONQUISTA DE LOS JÓVENES VOTANTES

A los jóvenes chaqueños, al igual que lo que sucede en casi todo el país, parecen no importarles mucho la política. Las estadísticas nacionales dicen que 6 de cada 10 chicos miran para otro lado cuando se trata de política partidaria.

Es más, sostienen que en radio y televisión prefieren programas en los cuales no se haga ni mención al tema político. Una gran franja de los jóvenes desconfían de los políticos. Creen que se dedican a esta actividad no por razones comunitarias sino por intereses personales.

Entonces se crea un vicio, al pensar que solo lo hacen por interés individual y de allí que cuando algunos dirigentes visitan algunos clubes o inclusive grupos de estudiantes, lo primero que piden es ‘algo‘, es decir, alguna ayuda, algún viaje‘.

Entonces, queda de manifiesto que será la dirigencia política chaqueña la que tendrá que aceptar el desafío de demostrarle a esta franja de la población que las cosas no son así, motivarlos con acciones concretas y con propuestas claras, sobre todo en lo atinente a la educación y al trabajo. Pero los jóvenes deben saber que no es mirando para otro que las cosas se van a solucionar. El mayor castigo para quienes no se interesan por la política es que serán gobernados por personas que sí se interesan en ella.