Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/207868
Sebastián Latashen

Columnista

Misión: el desafío de ser alguien

Existe un conocido relato que cuenta que un viajero ve a tres obreros construyendo. Se acerca y a cada uno le pregunta que está haciendo. El primero, de mala gana, le dice: "El revoque de un escalón", el segundo, desde el lugar, sin dirigirle la mirada: "una escalera", el tercero, orgulloso detiene su trabajo, se pone de pie y enuncia: "Estamos construyendo una catedral".

Usted lector, cuando habla de su empresa, ¿a cuál constructor se parece? Con una mano en el corazón ¿A cuántos empresarios pymes escuchaste hablar, pensar o sentir como el tercer albañil? Esta persona tiene la misión de su empresa tan asimilada que hasta la defiende en su actitud y palabras.

A mi entender, quien dirige una pyme es empresario, si siente y hace que toda su cadena de valor sienta la empresa como lo hace el tercer albañil, de lo contrario, se convierte en un simple regenteador de productos o servicios. 

Pero lograr que estos integrantes de tu cadena de valor (como tus proveedores, clientes y, empleados) compartan la declaración de misión de tu pyme no es para nada fácil. Primero hay que construirla, y para hacerlo, se necesitan de no pocas reuniones del empresario con todos estos actores del mercado, donde se cuestionen temas como la naturaleza del negocio, la definición del producto o servicio principal, la filosofía de la empresa, entre otros interrogantes.

Pero la cuestión más importante a responder será: ¿Por qué y para quienes existimos? ¿Cuál es el rol de la empresa en la comunidad? ¿Por qué los clientes del segmento apuntado me elegirán a mí por sobre el resto del mercado? ¿En que negocio estamos? 

Recordar las sensaciones que te generó haber detectado una oportunidad o resuelto una necesidad a alguien para luego iniciar tu empresa, seguro va a ayudar. Buscando respuestas a estas preguntas vas a encontrar la misión empresarial: aquella que compromete a todos y hace que construyas catedrales en tu pyme.  

Y recorda, no debes pensar a la misión como una cuestión corporativa o intrascendente. Más bien proba buscarla, difundirla y considerarla en cada decisión o acción tomada y verás que será más fácil así construir el propio relato de tu empresa.  

Temas en esta nota

columna de opiniónPymes