Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/206734
CAPITANICH SOBRE EL ESQUEMA EDUCATIVO TRAS EL RECESO DE INVIERNO

“Nuestro objetivo desde el 25 de julio es la presencialidad como regla”

El plan de vacunación permitiría flexibilizar actividades escolares aunque aclaran que en el corto plazo las virtuales continuarán.

La interrupción de las clases presenciales y las restricciones a las actividades económicas fueron dos de los signos más marcados desde el inicio de la pandemia y las que más influyeron en el humor social por sus consecuencias negativas.

Con burbujas por grados o divisiones, el Ejecutivo aspira a que, desde la vuelta del receso de invierno, impere la presencialidad en escuelas.

El tiempo avanzó, los casos disminuyeron y con ello se dio un retorno paulatino que hasta el día de hoy no es total por un contexto epidemiológico cambiante en función de la actualidad de nuevos contagios y su rebote el resto de los indicadores sanitarios.

Ahora el plan de vacunación tiene el efecto favorable de disminuir considerablemente los casos graves y las hospitalizaciones, al tiempo de permitir flexibilizaciones y la que ya se anunció hace tiempo y la ratificó el gobernador Jorge Capitanich. En contacto con los medios señaló que aguarda que una vez que concluya el receso de invierno pueda recuperarse buena parte de lo que perdió desde mitad de marzo del año pasado y que a cuentagotas se pudo realizar en todo este tiempo.

“Nuestro objetivo desde el 25 de julio es la presencialidad como regla y la bimodalidad como alternativa”, expresó el mandatario en una reunión virtual que mantuvo con trabajadores de prensa.

En esa línea, Capitanich dejó en claro que lo que se avecina es la universalización de lo que se conoce actualmente como “presencialidad cuidada”, que implica la división en grupos de los alumnos para que aquellos que no tengan clases presenciales lo puedan efectuar a distancia.

“La bimodalidad y la virtualidad llegaron para quedarse y la ley de educación digital nos permitirá ampliar nuevas plataformas, no solo para docentes sino también para alumnos”, indicó y subrayó que la intención es mejorar la utilización de estas herramientas tecnológicas, de forma tal de lograr su uso en un promedio de hasta cuatro horas por día para promover una jornada extendida.

“Se trabaja en contenidos curriculares específicos que nos permitan mejorar la calidad educativa, y si esto tuviera que hacerse de forma presencial habría que hacer una gran inversión en infraestructura y recursos humanos, y la calidad se logra con perfeccionamiento de contenidos, capacitación docente y plataforma digital de pleno acceso para los alumnos”; comentó. Para finalizar, no soslayó el impacto negativo de la pandemia para la educación y que son desafíos para el Ejecutivo generar políticas que logren revertir la situación.

“Se perdió parte de la matrícula en la escuela secundaria, también hubo un retroceso en la continuidad pedagógica que costará recuperar y hubo una afectación severa en la calidad educativa, de modo tal que estamos ante una asignatura pendiente y que trabajaremos para solucionarla”, cerró el mandatario.