Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/206435
Allanaron la casa del padre del agente Viñuela

Crimen de Josué Lagos: no aparece el arma homicida

La fiscal a cargo del presunto caso de “gatillo fácil” ordenó requisar la vivienda que se quemó, para intentar dar con la pistola del detenido.

A 11 días del homicidio de Josué Lagos (23) en el barrio Los Silos en General San Martín, y luego de que el agente Pablo Viñuela se negara a declarar, la fiscal especial penal de Derechos Humanos Mariela Slusar ordenó que se allane la casa de Sergio Viñuela, padre del policía imputado por homicidio calificado. Dicha requisa estuvo a cargo de Gendarmería Nacional, fuerza que asumió las tareas de pericias y otras medidas, para despejar de la investigación a la Policía del Chaco, para garantizar transparencia en la causa.

Los gendarmes se hicieron presentes en la finca de Viñuela, la misma que sufrió un incendio días atrás, y no hay por el momento un informe si se trató de un atentado por parte de la comunidad originaria, como acusó el dueño de la casa y familiares de los policías que estuvieron varios días presos.

La casa de Sergio Viñuela, papá del policía acusado. Se concretó un allanamiento a pedido de la fiscal Slusar.

Lo concreto que la fiscal de Sáenz Peña , dispuso una medida urgente de allanamientoel domingo durante la celebración del día del padre, pero los gendarmes no pudieron hallar el arma calibre. 9 milímetros del acusado del asesinato.

UNA COARTADA QUE SE DESVANECE

NORTE en exclusiva había adelantado sobre la coartada del agente de la Policía del Chaco, imputado por homicidio calificado: el 11 de junio cuando se produjeron los hechos en el barrio Los Silos, y durante la intervención policial, Josué Lagos murió de un disparo. Ese mismo día , la fiscal dispuso las detenciones de los cinco policías , cerca de las 23, de los cuales , cuatro fueron puestos en libertad días atrás, Viñuela a sus superiores les informó que le robaron el arma de su mochila, durante los saqueos y daños al destacamento policial, situación que la defensa del imputado intentará demostrar, pero para la fiscal por el momento esa versión no tiene sustento, y por eso , pidió al juzgado de Garantías de General San Martín allanar la vivienda.

A la espera de pericias del Instituto de Medicina y Ciencias Forenses (Imcif) sobre los resultados de balística, y pese a que no se halló el plomo del proyectil, y también aguarda los resultados del barrido electrónico, la fiscal Slusar sumó testimonios. Es que con el aporte de las declaraciones de testigos oculares, que al menos son siete testimonios, tiene acreditado que Viñuela, al trabársele el disparo de la escopeta 12/70, para disparar postas de goma a los manifestantes, el imputado habría sacado el arma reglamentaria calibre. 9 milímetros y abrió fuego contra el joven de la comunidad originaria. Entonces, para la representante del Ministerio Público,
haber ordenado revisar la casa de Viñuela, marca sin dudas que la versión del sospechoso no cuenta hasta el momento con sostén en las declaraciones y mucho menos en los informes que recibe de Gendarmería y del Imcif.

También, queda abierto el interrogante si considera que el incendio en la propiedad
de Viñuela fue intencional a modo de represalia por parte de los originarios o, si alguien lo causó para borrar posibles pruebas. El hecho que no se disponga
del arma homicida, no influye en la situación procesal del detenido, quien
por el momento se abstuvo a prestar declaración de imputado.

Notas Relacionadas