Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/205506

Cartas de lectores

Lecciones de NORTE

Señor director de NORTE:
En la edición del lunes 24 de este diario salieron artículos altamente significativos para estos momentos que se viven en todo el mundo, relacionado por el COVID-19. Esta misma denominación del virus y de sus efectos, se ve afectada con la grata noticia de la adquisición de un pequeño pero fundamental aparato secuenciador de ADN y ARN del virus SARS CoV-2 (tal como parece que lo designan ahora) por parte del Instituto de Medicina Regional, que tantas acciones en pro de la salud viene desarrollando desde hace décadas, incluyendo aquella Maestría de Ciencias del Ambiente y la Salud que afortunadamente pude cursar, interactuando con otros profesionales formados en distintas disciplinas, entre ellos Luis Merino y el disertante Horacio Lucero.
La denominación del virus es un paso fundamental para la ciencia y para enfrentar a este elemento natural insignificante y anónimo. “Bautizar”, por decirlo así, es una manera de avanzar en el conocimiento. Es reconocer a ese elemento específico, incluyendo todas sus cepas y reacciones según el ambiente en donde aparece. Tiene “nombre y apellido” y por ende, ahora es “de verdad”; tiene existencia reconocida y genera consecuencias que están siendo estudiadas, y de esta manera la Cultura se ha apropiado del mismo, descubriendo una serie de comportamientos que darán luz a las medidas que se irán tomando para su control.
Como si hubiese sido diagramado desde un observatorio ambiental, NORTE acerca información completa sobre esa adquisición, pero agrega temas aparentemente inconexos que hacen a la cuestión, aunque permiten a los lectores integrar el conocimiento y comprender (y valorar) lo que está pasando. Yo, por ejemplo, ahora conozco el nombre completo del virus. Poner nombre a los síntomas y reconocer al causante de los problemas, significa que el “homo sapiens” está volviendo a reencontrarse con ese nombre con que se designa a la especie humana, y que demostró que la sapiencia es nuestra principal herramienta: desde descubrir el origen y características de los rayos, mares y suelo y asignarles un nombre (o “dueño”) como fue en la antigüedad Vulcano, Neptuno o la Pachamama (la madre-tierra donde puedo sembrar, cosechar y alimentarme y que debo conocerla para amarla y aprovecharla sin dañarla) hasta la cadena de ADN, el universo y las buenas o malas acciones que podrían afectar nuestras vidas y las de los demás. Con Júpiter (o Zeus) el problema surge si intentamos saber quién lo reemplaza (y le da el cuero para hacerlo) o quien lo intenta, pero después debe salir a acusar a los que no obedecen. Me acuerdo de aquél simpático “mil intentos y un invento” acuñado por Manuel García Ferré en uno de sus dibujos animados.
¿Cuáles son estos temas?: por ejemplo la despedida del Kun Agüero por el club e hinchas del Reino Unido. Demuestra que el ser humano puede perfeccionarse y ser agradecido, es decir, que tiene capacidad de reparación. Que no todo está perdido. Que la resiliencia existe y debemos tenerla en cuenta
Hace pensar también en lo opuesto: lo ridículo de un deporte de características masivas pero por eso mismo “mercadocráticas (que es decir al servicio de los sistemas capitalistas y explotadores del ser humano) que crea “ídolos” que se cotizan y como pasa hoy, es el único que puede practicarse sin límites en el caso de los jugadores profesionales, aunque sabemos que está estrictamente vedado para los “homo sapiens” del montón, quienes de cualquier modo hacen lo mismo de siempre en los “potreros”, moliéndose a golpes o besándose descaradamente ante un gol, como si no existiera el riesgo del contagio. Queda demostrado aquello de “animal cultural”, por lo menos en esto de “puro impulso”.
Se agravan los ejemplos, con la suspensión “por unos días” de los bombarderos entre árabes e israelíes. Como si fuera un partido de fútbol; o un concierto al aire libre. Ya lo dijimos: la guerra también forma parte de la Cultura, guste o no. Por los menos hay gente vacunada y con barbijos que también de muere. No estamos solos. Y además, en el “intervalo”, se van a ayudar mutuamente a reconstruir las ciudades reventadas... bueno, los muertos no…
Localmente, aparte de los potreros y fiestas clandestinas, tenemos un bravío río Paraná que se nos seca; está desapareciendo y solamente los de la Juntada de los Sábados asisten al sepelio, reivindicando que por lo menos allí hay aire puro y distancias mínimas posibles. Agradecen además que sus embarcaciones sean de poco calado. 
Estarán peor quienes “riegan” ilegalmente sus automóviles los fines de semana, cuando la toma de Barraqueras ya no pueda chupar más agua y los ciudadanos no podamos bañarnos ni beber. Empezaremos a preguntarnos para qué hicimos tantas represas y desagües cloacales.
La banda municipal Roberto Kiener, por suerte, sigue sonando en Villa Ángela, recordando que el homo sapiens es musical y rítmico (afectos y corazón a salvos) así como el Instituto Superior de la misma ciudad continúa formando profesionales de la Educación, como el resto de los Institutos de formación docente del Chaco. Seguramente lo hacen a puro corazón, como sucedía cuando incursionábamos nosotros en esa área y debíamos lidiar con funcionarios ministeriales que no sabían dirigir, pero les encantaba mandonear (y así les fue)
La verdad es que NORTE de este lunes resultó un libro abierto, que reivindica su función social y pone en valor al homo sapiens.
 
JORGE CASTILLO MIRÓ
RESISTENCIA

.............................................

VOCES SAENZPÑENSES

Autódromo de Sáenz Peña: ¿es una prioridad?

Señor director de NORTE:

Soy fanático del “Pato” Silva, y ahora de Bergallito, así que nadie puede decir que no me gusta el automovilismo, pero la prioridad de la ciudad en la actualidad no es un autódromo (ya que comenzaron los trabajos preliminares de demarcación del terreno). 
 La prioridad número uno, a mi parecer, es solucionar el tema de las cloacas y los desagües pluviales en la ciudad (que la empresa Sameep y la Municipalidad dejen de intercambiar responsabilidades). Los que andamos a pie, y o en motocicletas, estamos pisando y siendo salpicados por el agua contaminada que emana de las bocas de tormenta. 
 Es por eso que no creo que el autódromo lo llegue a pagar algún “jeque” árabe, por lo que se puede leer, lo van a hacer el conjunto entre Provincia y municipio de Sáenz Peña. Por eso me tomo el atrevimiento de sugerir que ese dinero destinado a la construcción de la obra del autódromo tenga otros fines, como ser uno de ellos la solución de las cloacas de la ciudad, ya que las mismas son un foco infeccioso, y suficiente tenemos con la pandemia.
 La segunda prioridad de la ciudad, que no es para menos y tan cuestionable, es la seguridad, pero eso será motivo de una segunda nota, en caso de poder llegar a ser publicada la presente.

ANTONIO NÚÑEZ 
(Integrante de Padres en la Ruta)
DNI 10.472.564
Sáenz Peña 

............................................................

La chimenea   

Señor director de NORTE:
Anyelville siempre tuvo un corazón bueno…y tonto. En su Iglesia mayor, descansan los restos de los patrones de la taninera. Dicen que es un cofre pequeño, donde no caben ni el hombre ni el árbol chaqueño que ellos se habían llevado junto a los Gruneisen. Quebracho y chaqueñeros cayeron en la aserrinera del olvido histórico, como Naval Jackemín o el Viejo Olisinsky. La chimenea alta y solitaria como una garza de cemento agachó la cabeza y lloró a los tanineros ausentes, sin reprocharles este hecho político a revisionistas confundidos que nunca buscaron los húmeros sagrados de Ángela la novia india del Negro Riera. 
La chimenea vieja y sabia, entiende quizás que, la dirigencia de Anyelville, no se diferencia en nada de la resistenciana o la porteña, para quienes lo bueno siempre vino de afuera. Dioses, ritos, patrones, ideologías. La cultura mitro-sarmientina educó a generaciones enteras de argentinos, quitándole valor a lo casero —que algunos pensadores dicen que es universal— y adjudicó el carnet de discapacitado congénitos a nuestros hombres y mujeres y a sus manifestaciones políticas y culturales. A esta postura —casi de sumisión cultural alejada del rencor— las minorías del odio respondieron con violencia, encono y resentimiento. Los peronistas siempre ligamos estos chicotazos históricos. Para nosotros, siempre fue escasa la leche de la clemencia. Ayer y hoy.
 “Incorregibles” —dijo suavemente— por los perucas, un inmenso escritor casi inglés, que siempre buscó poner distancia con el sujeto colectivo anónimo que pacíficamente transformó la sociedad argentina. Sin querer queriendo fue el telón de fondo de persecuciones, exilios y fusilamientos… 
Cuando ya no esté en este mundo la señora Lagarde, esta minoría rencorosa de los Magneto, los Macri, los Larreta pelearan para que descanse en un cofre de la ciudad puerto, resguardada por el odio gorila y aislada de un pueblo bueno…y tonto. 
 
CARANCHO RAMÍREZ 
RESISTENCIA