Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/190992

Coronavirus: apuran el desarrollo de un kit de diagnóstico rápido y portátil

El doctor Gustavo Giusiano del Instituto de Medicina Regional de la UNNE, vinculado al Conicet, opinó que se podría largar al terreno ante el apremio de los contagios.

El doctor Gustavo Giusiano, jefe del Departamento de Micología del Instituto de Medicina Regional de la Universidad del Nordeste e investigador independiente del CONICET.

Científicos vinculados al Conicet lograron importantes avances en la validación de un test rápido y portátil de Covid-19 en base a una tecnología conocida como Crispr, un método rápido para obtener un diagnóstico específico y temprano de la enfermedad del virus.

El doctor Gustavo Giusiano, investigador independente del Conicet y jefe del Departamento de Micología del Instituto de Medicina Regional de la Universidad Nacional del Nordeste explicó que se trata del desarrollo de un kit de diagnóstico portátil que no requiere de la inversión en aparatología que se necesita para el método RT-PCR. No requerirá una formación en métodos moleculares para hacer el diagnóstico, de ahí que sea factible de ser realizado por una amplia gama de personal de salud entrenado.

El doctor Giusiano opinó que largar al terreno antes de lo previsto ante el apremiode la situación de contagios en aumento ‘es una posibilidad en una emergencia, pero seguramente en ese caso estará autorizado por el Ministerio de Salud de la Nación y el ANMAT‘.

Una de las carencias que la Argentina debe sobrellevar para hacer frente a la pandemia del Covid-19, es la falta de kits para realizar la suficiente cantidad de testeos en la población y así tener un diagnóstico general más claro, que hoy no lo tiene.

En una carrera desenfrenada de la comunidad científica por dar respuestas a distintos requerimientos en la lucha frente al coronavirus, científicos de la startup CASPR Biotech pertenecientes al Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), informaron días atrás sobre importantes avances en la validación de un test rápido y portátil de Covid-19 en base a una tecnología conocida como Crispr.

La importancia de este nuevo desarrollo, que es seguido muy de cerca por las autoridades sanitarias, solo es visible si se lo compara con la técnica RT-PCR que es utilizada actualmente por el Instituto Malbrán y todos los centros descentralizados del país en donde se efectúan los test diagnósticos.

Básicamente la metodología RT-PCR implica procesos más largos que requieren a su vez de una infraestructura de mayor complejidad, así como del uso de reactivos importados y más costosos. Ante esto, Giusiano, jefe del Departamento de Micología del Instituto de Medicina Regional de la Universidad Nacional del Nordeste e investigador independiente del Conicet, detalló la técnica Crispr y las razones que la hacen más ventajosa.

‘En primer lugar, la tecnología Crispr detecta el material genético del virus y no la respuesta inmunológica.

De esta manera, con un método rápido se puede obtener un diagnóstico específico y temprano de la enfermedad‘. ‘Otra ventaja a destacar -expresó Giusiano- es que se plantea el desarrollo de un kit o sistema de diagnóstico portátil que no requiere de la inversión en aparatología que se necesita para el método RT-PCR‘.

Insistió que es ‘un dato no menor, dada la carrera contra reloj que marcan las circunstancias, es que el sistema basado en el método CRISPR no requerirá una formación en métodos moleculares para hacer el diagnóstico, de ahí que sea factible de ser realizado por una amplia gama de personal de salud entrenado‘.

OTROS MÉTODOS

El doctor Giusiano describió los diferentes tipos de tecnología que existen para la detección del virus. Mencionó que por un lado ‘están los métodos directos que buscan reconocer un antígeno viral, o bien, una determinada secuencia genética que identifique la presencia del virus como es el caso de las técnicas moleculares de PCR o la Crispr‘.

La tecnología Crispr se puede aplicar sin grandes costos mediante lectores de placas o a través de tiras reactivas de un kit portátil.

Por otra parte, están los métodos indirectos como ‘los análisis serológicos que permiten identificar la presencia de los anticuerpos, que son el resultado de la respuesta inmunológica que se desencadena ante la presencia del virus‘.

La ventaja que ofrecería una prueba diagnóstica basada en Crispr es que, al poder detectar la presencia de material genético del virus en el organismo humano, podría diagnosticarse la infección cuando el paciente comienza con las manifestaciones clínicas o incluso antes.

‘La tecnología CRISPR se puede aplicar sin grandes costos mediante lectores de placas o a través de tiras reactivas de un kit portátil. Esto la transforma en una metodología más veloz respecto al tiempo de procesamiento de una PCR‘. Estas ventajas ‘hacen que las expectativas sobres esta tecnología sean realmente altas‘.

Ante el caso de que se necesiten más test con el progresivo aumento de infectados sobre si se podría largar al terreno antes de lo previsto este test precisó que ‘la clave está en la optimización de los recursos, haciendo los controles para dar el alta del paciente en los tiempos que establecen las normativas dispuestas, sino esos controles se transforman en varios estudios repetidos más‘. De todas maneras Giusiano aseguró que ‘largar al terreno antes de lo previsto es una posibilidad en una situación de emergencia, pero seguramente en ese caso estará autorizado por el Ministerio de Salud de la Nación y el ANMAT‘.