Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/204915

Análisis de semillas en soja: sorprenden primeros muestreos

A pesar de los vaivenes climáticos y la pandemia, la soja está generando sorpresa con buena calidad de semilla y calidad comercial

CHARATA (Agencia) Con la cosecha aún en marcha, retrasada por la lluvia, el sudoeste chaqueño, y la región cerca del límite con Santiago del Estero, empieza a arrojar números que sorprenden. En el caso de la calidad de semillas de los primeros nuestros, con buenas expectativas para pensar en la próxima campaña.

A pesar del retraso en la cosecha, con alrededor de mil a mil 200 muestras, los primeros análisis de soja sorprenden por su calidad de semilla.

“Venimos atrasados con la cosecha en la región, pero las primeras muestras que recibimos tienen, en general, una calidad buena. Por ahí nos sorprendió un poco, porque estas últimas lluvias tienden a deteriorar la calidad comercial. En este caso, estaremos entre las mil a mil doscientas muestras, con una tendencia de calidad muy buena”, resumió el ingeniero Leandro Moreno de Laboratorio El Embrión.

Moreno explicó que estas primeras semillas llegaron con un factor entre 95 y 100 por ciento; “es decir que el productor tendrá una rebaja de 5 por ciento como mucho, más que nada en cuerpo extraño, material que no representa al cultivo en sí. En cuanto a granos verdes, estamos viendo que este año no es un inconveniente –algo que habíamos pensado que iba a suceder- ya que no es tan considerable como años anteriores. Creo que será un año muy bueno en calidad comercial.”

En cuanto a lo que es calidad de semilla, Moreno insistió en que el avance de cosecha lenta, les permitió hablar con los productores, recomendando que, en cosecha tengan en cuenta la humedad ya que es un atributo del cultivo que se da a campo, y deben esperar las condiciones óptimas de humedad.  “Una calidad óptima de grano semilla es entre 12, 13 por ciento, hasta 11; que es la humedad que tiene que considerar el productor para cosechar. Esto está muy ligado a daños mecánicos y porcentaje de daños quebrado que pueda tener la semilla en sí. Tienen que regular bien la máquina para evitar esto”, explicó

Almacenamiento clave

En los últimos años, el productor de la región ha incorporado la tecnología de procesos como una clave para manejar las variables que intervienen en su plan: clima, mercado, entre otras, y esto es determinante cada vez en mayor medida. “Hay un par de  puntos fundamentales que el productor debe tener en cuenta para el almacenamiento. Primero que la semilla este limpia, sin cuerpos extraño, seca (por debajo de 13 por ciento de humedad, y no menos de 9, por debajo de ese rango puede haber semillas quebradas, y por encima puede haber abolladuras). Otro factor a tener en cuenta es la sanidad. Esto implica que no tenga daño mecánico y esté libre de patógenos. Uno de los más comunes en la zona es la mancha púrpura, que si bien no influye en el PG (poder germinativo), si lo hace en el rendimiento luego”, indicó Moreno. 

Otro punto es que este fresca la semilla. Aquí es donde Charata, desde hace unos años presentó un crecimiento de cámaras de refrigeración que se fueron sumando como servicios de empresas ya consolidadas, y marcan una diferencia para el productor.

“En este sentido, la semilla pasa 8 meses guardadas, si hay altas temperaturas dificulta que llegue bien a la siembra. Con temperaturas entre 17 y 18 grados, llega bien y con buena calidad”, detalló Moreno y remarcó “el manejo es fundamental. El productor suma la tecnología de procesos cada vez más, que antes lo hacía rara vez”. 

Aunque el avance de cosecha se ha incrementado estos días, aún resta para saber los números finales, pero –en gran medida- el rendimiento viene sorprendiendo a productores y especialistas en una campaña tremendamente atípica.