Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/203737
EN EL MARCO DEL DÍA MUNDIAL DE LA SALUD

Primera línea de fuego: documental sobre la lucha del personal de salud

Reúne testimonios de profesionales que asisten en forma directa a pacientes con covid-19 en el país y podrá verse por la Televisión Pública.

El estreno del documental Primera línea de fuego. Honor y gratitud, segundo largometraje en solitario de la investigadora Sara Silvia Kochen que reúne testimonios de profesionales que asisten en forma directa a pacientes con Covid-19 en el país, podrá verse hoy, a las 23, en la TV Pública y en el marco del Día Mundial de la Salud.

documental.jpg
Hoy las 23 por la Televisión Pública se estrena el documental que cuenta la lucha de los médicos en pandemia.

“Básicamente me interesó mostrar a toda la comunidad un trabajo que no es reconocido ni valorado, que es el que despliegan las y los trabajadores de la salud y que se hace mucho más notorio en un contexto de pandemia”, señala Kochen durante una entrevista con Télam.

Kochen es vicedirectora de la Unidad Ejecutora de Estudios en Neurociencias y Sistemas Complejos (ENyS, Conicet-HEC-UNAJ), investigadora principal del Conicet y médica neuróloga, además de documentalista, rol desde el que realizó el premiado “Sara Méndez”, acerca de la vida de la militante uruguaya, secuestrada durante la dictadura militar argentina y separada de su hijo Simón, con quien pudo reencontrarse 26 años después, y el mediometraje “Cannabis medicinal”, junto a Emiliano Serra.

“Trabajo dirigiendo la unidad de neurociencia en el Hospital El Cruce, de Florencio Varela, pero con la pandemia -relata- me involucré en el manejo epidemiológico de los datos y eso me hizo estar mucho más cerca de una situación en la que había que estar y estar con todo. Y me pareció importante contarlo en una película y decidí que el testimonio de las personas en la primera línea de fuego quede plasmado en un documental”.

LA SOCIEDAD NO CUMPLE CON LO BÁSICO

Sara Silvia Kochen aseguró que su documental “no tuvo que ver que no hubo más aplausos, porque eso se sabía que iba a durar poco” y asegura que “evidentemente no deja de asombramos que como sociedad no seamos capaces de cumplir con mínimos cuidados y por tanto no te importe la vida propia ni la de los demás”.

Sobre qué une o motiva en todas sus facetas la medica y audiovisualista responde: “la pasión, el compromiso con lo que hago, la ilusión, la utopía, los sueños y en algún lugar nunca abandonar los deseos de vivir en un mundo mejor” explica y añade: “en un momento convivían medio en secreto. En mi vida de médica e investigadora soy Silvia y me llamé Sara cuando hice el primer documental; ahora me uní y soy Sara Silvia”.