Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/203491

Ganancias: 10.300 chaqueños dejarán de pagar y estiman $1380 millones menos de recaudación

El alivio para contribuyentes tendrá su impacto en la caja provincial pero se espera que un porcentaje se recupere a través de impuestos que gravan el consumo.

Siempre se señala que el esquema tributario argentino es profundamente regresivo en su composición y prueba de ello es que cuando se impulsaron los cambios para el Impuesto a las Ganancias, quien motorizó la iniciativa, el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa, había indicado la urgente necesidad de cambios porque producto de la inflación la distancia entre la canasta que mide el umbral de la pobreza y de quienes estaban alcanzados por un tributo que en su espíritu presupone que quienes lo pagan llevan una vida holgada, se había recortado bastante.

ciudad.jpg

El proyecto por el cual quienes tenga remuneraciones brutas mensuales menores a $150.000 (poco más de 124 mil de bolsillo) dejan de tributar mientras que el Ejecutivo puede aplicar un alivio a la carga impositiva para haberes mayores a $150.000 y menores a $173.000 cuenta con media sanción en la Cámara baja y se descuenta que tendrá el mismo camino en el Senado.

En Chaco, serán unos 10.300 los trabajadores y pasivos que se estima dejarán de tributar pero también los cambios tendrán impacto en la Caja provincial, que se estima que podrá recuperarse en un porcentaje cuando el dinero se vuelve principalmente al consumo.

“La recaudación de la Provincia tendría una caída directa de $1.380 millones, por la reducción de los ingresos por el Impuesto a las Ganancias, aunque más allá de esta contracción de casi $1.400 millones, se estima que aproximadamente un 20% se recuperaría de forma indirecta, un magro alivio para tal caída”, señalan desde el Ministerio de Economía.

Como contrapartida, agregan que “gran parte de los mayores ingresos disponibles de las familias serán volcados al consumo dentro de la provincia, aumentando la recaudación de ingresos brutos, sellos y del IVA, que luego será coparticipado. Contemplando este efecto positivo indirecto, los ingresos de la provincia registrarían una caída en el orden de los $1.100 millones aproximadamente, un 9% de la recaudación mensual”.

A nivel nacional, la Oficina de Presupuesto del Congreso estimó que por la suba del mínimo no imponible se dejarían de recaudar unos 47.600 millones de pesos, pero la cifra no contempla el impacto de los últimos cambios que se negociaron este fin de semana en la sesión de Diputados.

En el gobierno afirman que ese impacto se verá morigerado por el impulso adicional al consumo que generen estos cambios, la mayor actividad económica y el crecimiento adicional de la recaudación. En el caso del sector pasivo, el proyecto eleva el mínimo no imponible para el pago de Ganancias de 6 a 8 haberes mínimos. Por lo tanto, solo pagarán el impuesto los que ahora cobran a partir de 164.571 pesos mensuales.

Además, ese piso se ajusta automáticamente cada 3 meses por la ley de movilidad jubilatoria. Además, como es retroactivo a enero con el cobro de los sueldos y jubilaciones de abril recibirán lo que les retuvieron en enero, febrero y marzo. Se estima que la devolución alcanzaría los 10.000 millones de pesos, unos 7893 pesos por beneficiario en promedio.

También la iniciativa amplió las deducciones para llegar ahora a los concubinos (antes solo permitía cónyuges), a quienes se define como “integrantes de la unión basada en relaciones afectivas de carácter singular, pública, notoria, estable y permanente de dos personas que conviven y comparten un proyecto de vida común.