Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/201438

CARTA DE LECTORES

La pandemia tributaria

Señor director de NORTE:

El 14 de enero de 2020 ingresé a través de la red link con débito a mi caja de ahorros del Nuevo Banco del Chaco SA la suma de $ 5.713,16 y el 7 de enero de 2021 $15.751,10 para aplicar, antes de sus vencimientos, la cancelación de los derechos de patente y anexos por los años 2020 y 2021 respectivamente del automóvil Volkswagen Voyage modelo 2019.

Entre ambos importes se aprecia un incremento que califico de desmedido de más del 275,69 %.

Consultado en el sector específico de la Municipalidad de Resistencia, porque nunca recibí la boleta, en un clima caótico, se me informa que se aplica una resolución de 2015 vinculada con los valores que adjudica la actividad aseguradora, sin modificar las alícuotas como era lógico, al incrementarse sustancialmente la base imponible es decir el valor de mercado del automóvil en plena pandemia, recesión, cierres, despidos, quiebras, etcétera, genera, lógicamente, un resultado insólito.

En mi caso mi auto recorrió desde el comienzo de la cuarentena hasta el 31 de diciembre de 2020 menos de 300 km. Lo usé para ir a los médicos y farmacia. Cumplimos a rajatabla el protocolo de encierro como exigía el gobierno. Prácticamente no usé la red vial urbana y rural a un costo de casi $ 16.000,00.

Viví encerrado. No obstante que la publicidad en Radio Mitre 90,70 transmitía reiteradamente que el pago adelantado, conllevaba a pagar el mismo monto que en el 2020

Hace muchos años, más de 50 años, leía en un tratado de Finanzas Públicas que decía que “no se pueden incrementar permanentemente los tributos porque en algún momento la recaudación decrece”.

El municipio experimentó altísima morosidad en el cobro de tasas e impuestos (patentes más del 50 %) y este año obviamente supongo será superior la morosidad y/o incobrabilidad.

Muchos automóviles, además se radicarán en otras jurisdicciones previo un sencillo cambio de domicilio legal, donde se pague menos.

Es una falacia por las razones expuestas para, mejorar la recaudación de un organismo famélico que debe hacer más eficiente el gasto que es el origen del problema y no acudir al facilismo recaudatorio explotando a una población cada vez más empobrecida.

Los responsables de la política tributaria deberán —modestamente lo expreso— corregir sus criterios, so pena de instalar una relación perversa con el contribuyente y que, obviamente, se reflejará en los votos y en el quebranto económico del municipio por la pandemia y de la pobreza que se agudizará.

JUAN OZICH

MARÍA DEL CARMEN GRANERO 

Resistencia 

Temas en esta nota

Carta de lectoresopinión