Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/201129

Luis Zapico habló de la vuelta a clases en pandemia

 El exministro de salud entiende que el retorno debe ser con docentes va­cunados, salubridad en escuelas y un sistema sanitario preparado.

En tiempos de predominancia de lógica binaria en la que las posiciones se analizan no por la argumentación sino simplemente por el lugar escogido y las consecuencias que podrían tener para quienes las interpretan, desde hace semanas tanto desde el Gobierno, la docencia, especialistas y opinólogos que no faltan se instaló el debate de que si el ciclo lectivo 2021 debe ser de forma presencial o continuar el camino de la virtualidad.

No puede soslayarse que lo acontecido en 2020 generó solo consecuencias negativas para el aprendizaje y para la salud integral de los estudiantes por lo que resulta imperioso establecer mecanismos que permitan volver a generar ese contacto necesario entre niños y adolescentes con su entorno escolar pero sin perder de vista los matices.

Sobre esto se refirió el exministro de Salud y pediatra Luis Zapico, que puntualizó lo observado en el grueso de los pacientes que atendió desde épocas del aislamiento y las condiciones que deben darse para las clases se desarrollen en ámbito seguro para todos.

Médicos piden que el debate por la vuelta a clases presenciales contemple un análisis amplio.

‘Se vieron pacientes en los que predominó el deterioro en las relaciones, depresión, cambios de hábitos alimenticios y de sueño y otras alteraciones físicas y psicológicas no solo al niño y la familia, la presencialidad no es solo dar clases sino generar una rutina diaria que favorece a la salud integral‘, detalló para marcar que a contrapelo de lo que ocurría hasta marzo del año pasado, las consultas por cuadros infecciosos disminuyeron para dar paso a cuestiones que no son habituales. Zapico recalcó que comparte la vuelta de la actividad en las aulas pero sin dejar de ver el costado sanitario.

En ese sentido, señaló que las experiencias que se documentaron desde varios puntos del mundo dan cuenta de establecimientos con una infraestructura y espacio acorde en el que pueda respetarse el distanciamiento social y otras medidas de bioseguridad básica.

‘Agua potable, ventilación, se deberá tomar el control de temperatura al ingreso, control de cuadros clínicos y un saneamiento ambiental constante‘, marcó como aspectos elementales que pueden parecer tan esencial que no hiciera falta citarlo para algunos establecimientos del área metropolitana pero se sabe que la realidad en el interior provincial es muy distinta a la de Resistencia.

MIEDOS

El pediatra apunta también a los temores que imperarán fundamentalmente en familias con integrantes que presentan enfermedades crónicas o complejas que pueda agravar la Covid, a tomar la decisión de enviar a los niños a los establecimientos educativos en función del rol que cumplen fundamentalmente como ‘transportadores‘ del virus.

‘Hay que prestar atención a todos los aspectos y en estos casos si bien en los niños los cuadros son mínimos sí pueden llevarlo hasta quien posee inmunodeficiencia, lo ideal sería en estos casos mantener educación a distancia‘, consideró.

PLANTELES Y LÓGISTICA

Zapico pidió también no perder de vista la composición de los planteles en función de quienes puedan presentar enfermedades de base que favorecerían a cursar cuadros graves de coronavirus o bien si están dentro de los grupos de riesgo y consideró necesario que quienes estén frente a los alumnos hayan sido inoculados, lo que lleva a que el principal inconveniente desde ese punto de vista sea el calendario.

‘Hay que pensar que existe un número importante de docentes, que la distancia entre la aplicación del primer componente y el segundo es de al menos 21 días y que aún resta una cifra no menor de agentes de salud por inmunizar, es decir la logística que tiene la vacuna no puede pasarse por alto y la conclusión es que será muy difícil que las clases puedan comenzar en marzo con una presencialidad plena ‘, indicó.

Finalmente, se refirió al otro desafío que enfrentará el sistema sanitario en función de la movilidad ciudadana que genera el retorno a clases. ‘Hoy los hospitales solamente están atendiendo la parte crítico , la atención primaria está prácticamente desaparecida y habrá una sobrecarga si se lo compara con la actualidad que habrá que definir cómo atenderla‘, cerró.

Notas Relacionadas