Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/199834
El compromiso de fundaciones y protectoras

Fiestas sin pirotecnia sonora sigue creciendo

Una campaña persuasiva con énfasis en la empatía se potencia con otras causas comunitarias.

Gastar menos dinero en un pasatiempo pasajero, reducir el riesgo de provocar un incendio o prevenir lesiones en manos y ojos son algunos de los motivos para dejar de usar pirotecnia sonora. Sin embargo la campaña que apela a evitar malestares y padecimientos a personas con trastornos del espectro autista es irrebatible.

Contra los esfuerzos aislados, dispersos o individuales, cada vez más colectivos se encolumnan en el lema “Si otros sufren no es una fiesta”.

Una de las expresiones que mejor lo comunican es un grupo compuesto por madres y amigos de personas con TEA de Puerto Tirol. En esa ciudad se logró que desde 2019 el municipio aprobara una ordenanza que prohíbe la venta y distribución de pirotecnia estruendosa. Pese a que en las Fiestas del año pasado hubo menos explosiones las familias advirtieron que un cambio de hábito llevará más tiempo y trabajo.

 “Aunque se trata de concientizar, no hubo grandes cambios; mucha gente todavía no sabe.

Kevin tiene trastorno del espectro autista. Su mamá Emilce Salinas invita a reflexionar: "Si otros sufren no es una fiesta". Foto: TEA Puerto Tirol.

Por eso vamos a seguir insistiendo también para Año Nuevo”, cuenta a NORTE Emilce Salinas. Su hijo Kevin tiene cuatro años y medio y hace dos recibió su diagnóstico de TEA. “Recién el año pasado vimos el daño que le hacen los ruidos. La pasamos muy mal y es desesperante no saber cómo ayudar a tu hijo”, destaca.

Un lazo azul 

En nuestro país una forma de hacer visibles situaciones como la de Kevin es colocando moño azul en la puerta de la casa o en la vereda. Emilce asegura que hace un año su familia hizo pública la condición, colocando varios y sin embargo hubo vecinos que igual tiraron fuegos de estruendo. Sin desanimarse este año confía en que más gente lo sabrá porque ellos saldrán a avisar casa por casa.

El mensaje es claro y directo: “Pedimos que se pongan en nuestro lugar; no saben lo duro que es ver cómo les suben las palpitaciones o que algunos se hagan daño”, apela.

Sandra Haedo, mamá de Máximo, un nene de cuatro años con TEA también pide Fiestas Inclusivas. Aunque ya pocos lo desconocen explica que una hipersensibilidad en el oído lo hace percibir sonidos de una manera ampliada. Que un estruendo es una agresión para personas como él y lo afecta de manera compleja. “Algunos nenes se muerden o se golpean la cabeza contra pared y pueden convulsionar”, describe.

Mejor barriletes  

La Fundación Creando Espacios también trabaja con personas del espectro autista y una de sus integrantes señala que aunque la pandemia no facilitó el avance de acciones de concientización como en 2019 la respuesta de los últimos días es gratificante.   

Es una de las organizaciones de la sociedad civil que este lunes 21 y martes 22 de 18 a 20 canjearán barriletes por elementos para reciclar (tapas y envases plásticos, botellas de vidrio, cartones, pilas) en la plaza España de Resistencia.   

“La idea consiste en concientizar cómo la pirotecnia sonora impacta en personas con trastorno sensorial, en animales y en el ambiente en general”, contó a NORTE Mariel López.

Además pregunta si en lugar de comprar pirotecnia no sería mejor donar ese dinero a otras obras, como merenderos y comedores o a las protectoras de perros, gatos y caballos. En el caso de los perros recuerda que por su hipersensibilidad auditiva se alteran tanto que muchos se autolesionan o salen a correr. Entonces muchos cuidadores en lugar de tener unas fiestas lindas terminan pasándola mal.  

“Digamos no al ruido como ya sucede en otros lugares donde hay más luces. Hay familias que sufren, necesitamos más empatía y empezar a sembrar”, propone.

A diferencia de 2019 cuando habían convocado a pintar barriletes en el Shopping, en la última semana fueron itinerando por plazas para canjear barriletes por pilas, tapitas, ladrillos ecológicos, cartones, entre otros elementos contaminantes.  

Con varias fundaciones más apoyo del municipio organizan actividades recreativas sobre lo que se puede recuperar del material de descarte. “Hasta ahora nos está yendo muy bien, vienen de otras plazas a traer cosas”, describe.

Pasar las Fiestas mucho mejor

Con el perfil ‘TEA Puerto Tirol’ un grupo de personas logró reproducir un logrado mensaje. En Facebook y con formato audiovisual se pueden ver adhesiones, argumentos y miradas diversas.

En la variedad voces hay bomberos voluntarios, especialistas de varias disciplinas vinculadas con educación especial y discapacidad, protectoras de animales, y figuras públicas.

Uno de los mensajes es movilizador. Stella Maris Zorzoli, mamá de Jeremías Pelozo comparte que en su hogar tomaron conciencia del problema de los ruidos fuertes cuando lo vieron alterarse con el ruido de una moto que pasó por la calle.

https://www.facebook.com/100059027300011/videos/105090688135174/

“Llora, no la pasa bien. Y para las Fiestas, en lugar de festejar tenemos que contenerlo. Sé que más personas van a entender esto y nos van a apoyar”, dice.

Con fe en una toma de conciencia más extendida cita el caso de personas cercanas que al ver sus redes replicaron la información a otros niños. Con la voz afectada y los ojos húmedos Stella Maris reflexiona: “Si así de chiquititos entendieron, poniendo un poquito de cada uno vamos a poder pasar las fiestas mucho mejor. Si quieren acercarse, preguntar o conocer a nuestros chicos, podrán saber que les duele y los lastima”.   

Por la asociación protectora Patitas, Noelia Luchini, agrega que también se desconoce el impacto que generan los estallidos en gatos, perros, aves y equinos. Como oyen cuatro veces más que los humanos sufren trastornos de ansiedad, temblores, taquicardia y algunos mueren de un infarto.

“Es necesario dar cumplimiento a la ordenanza 1179/19 que prohíbe el uso transporte, almacenamiento y venta de pirotecnia en Tirol. Y si no podemos dar con ese objetivo, ofrecemos consejos para proteger a mascotas”.

Desde hablar en tono amable y abrazarlos, hasta el uso de medicación traquilizante prescripta por veterinarios, y si se los deja solos en casa preferir habitaciones amplias y seguras, sin objetos con los que puedan lastimarse (herramientas, objetos cortantes o tóxicos), y nunca en balcones.