Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/196751
Semana de la Prevención del Embarazo no Planificado

Para una adolescente que materna, volver a estudiar cuadruplica sus esfuerzos

Además de los tiempos que demanda el cuidado y la crianza de un bebé, en una campaña nacional alienta a reflexionar sobre cómo fortalecer proyectos de vida.

Este 27 de septiembre Día Nacional de los Derechos de Niños y Adolescentes finaliza en el país una campaña que busca prevenir embarazos no intencionales e infecciones de transmisión sexual.

Foto del Sistema Municipal DIF sobre prevención del embarazo en adolescentes, publicada en milenio.com

La provincia es uno de los pocos distritos que a contramano de la tendencia general marcó un descenso en algunas de las cifras más sensibles: la tasa de fecundidad pasó del 4.4 por mil de niñas (menores de 15) que dieron a luz un bebé a 3.6 por mil en 2019. Mientras que en jóvenes (de 15 a 19 años) el salto fue de 98 a 70.7 por mil. “Cuando se mira con detenimiento, el porcentaje significa que hubo 970 nacimientos menos en relación con el año anterior”, dimensiona la coordinadora del Programa Provincial de Salud Integral en la Adolescencia.

Sin embargo Liliana Ensisa además aporta información que amplía el foco de atención sobre el tema. Contra el mito de que se abandonan los estudios por un embarazo, “las estadísticas demuestran que se deja la escuela antes de concebir un bebé”, plantea.  

Mientras que en las chicas que sí dejan de estudiar por estar embarazadas, la explicación más frecuente es porque “se sienten cansadas en el tramo final” o las más jóvenes, “por vergüenza” aunque confían en que “después sí podrán retomar los estudios”.  

Pese a que existen becas y contemplaciones en el sistema educativo, sin embargo el enlentecimiento de ese regreso se explica en los tiempos que demanda contar con un círculo de sostenimiento para cuidar a un bebé y fortalecer a la adolescente en su nueva vida. “Se les triplica o cuadruplica hacerlo”, subraya.

Acciones locales

En cuanto a algunas herramientas de contención que se ofrecen desde el Estado, Ensisa explica que la pandemia impidió continuar con lo presencial pero se buscó asesoramiento virtual con asesores integrales en la adolescencia. “La conectividad tiene sus bemoles y no es lo mismo que cuando iban al territorio. Como justamente la población más vulnerada vive en un grupo familiar donde hay solo uno o dos celulares y el acceso a internet se limita a unas pocas horas, se trabajó en ampliar el horario de asesores. Mientras que con Unicef se está trabajando en una línea telefónica gratuita de salud únicamente para adolescentes y que reemplace a las 42 que existen hoy en el país”.  

Cifras nacionales

En la Argentina diez adolescentes dan a luz un bebé por hora y si bien los últimos años hubo un descenso en los embarazos de chicas de 15 a 19 años, la cifra entre la población de 10 a 14 continúa estable.

Unicef, FEIM, UNFPA y más de diez organizaciones de la sociedad civil presentan una nueva edición de #PuedoDecidir, una propuesta dirigida a la población de 13 a 18 años.

La Semana de la Prevención del Embarazo no Planificado en la Adolescencia toma el dato alarmante del sistema informático perinatal: el 70% de embarazos en adolescentes no fue buscado.

“En las cifras nacionales este número crece cuando se trata de chicas menores de 15 años”, indicó Fernando Zingman, especialista en Salud de Unicef.

NORTE le consultó si existen registros de nacimientos prematuros y porcentajes de deserción escolar vinculados a esas adolecentes.

Su respuesta fue que “no se llegó a tener datos de prematurez por provincia, sólo nacionales y se mantienen estables a lo largo del tiempo. Tampoco hay información sobre deserción escolar, ni nacionales ni por provincia”.

“Es más frecuente de lo que se piensa”

En la Semana de la Prevención del Embarazo no Planificado en la Adolescencia las voces jóvenes de varias organizaciones del país apelan a sus madres y padres y a los adultos en general a habilitarles espacios donde hablar de derechos sexuales y reproductivos.

NORTE contactó a tres de los jóvenes que sostuvieron charlas por Zoom y actividades virtuales en estos días y les preguntó por qué creen que en los medios de comunicación del país no es habitual que se conozcan sus opiniones ni se visibilice el tema.

Lara Rincs (19 años) de Red Nac, considera que hay tres razones. Primera: como en estos casos en general no son embarazos intencionales “se intenta ‘tapar’ e incluso las adolescentes sienten vergüenza y falta de apoyo para siquiera hablar al respecto en su comunidad”, interpreta.

La segunda razón es que además de que son una minoría a esos embarazos repartidos por todo el país solo suele darse que los medios masivos tienen un foco más grande en la provincia de Buenos Aires. Por último, al tratarse de una realidad contada por adultos y sobre sus preocupaciones, Lara sostiene que en esa agenda las juventudes no suelen tener un lugar para hablar de sus problemáticas o sus intereses.

Alex Serebrinsky de FUSA apunta un aspecto incómodo “en los medios masivos no se suelen mostrar estos embarazos porque muchos son producto de un abuso o una violación”.

Para Juan Ignacio Muñiz, de la agrupación Mejor hablar las cosas, se tendría que dar más visualización.

“Una mayor visibilidad a estos casos tendría que venir acompañada de una buena información, por eso trabajamos arduamente en la divulgación de calidad y fiable, además mostrar estas problemáticas hace que los adolescentes sepan que estas situaciones no suelen ocurrir aisladamente sino que al contrario, son más frecuente de lo que se piensa”.

La campaña nacional Puedo Decidir

Con el 70% de los embarazos no intencionales y con la sexoafectividad como tema tabú en muchas familias, la campaña #PuedoDecidir busca que más adolescentes conozcan sus derechos, los métodos anticonceptivos que pueden utilizar, dónde conseguirlos, ventajas y desventajas, etcétera.

La información, descarga de materiales, videos y otras actividades se pueden encontrar ingresando en: puedodecidir.org

En el sitio se podrá encontrar, por ejemplo, que el preservativo es el único método que previene embarazos no planificados e infecciones de transmisión sexual o que las pastillas anticonceptivas se toman a diario, están hechas de hormonas que evitan la ovulación y son efectivas en 91%.

Mientras que los implantes subdérmicos son pequeños y flexibles; se colocan debajo de la piel y liberan hormonas que impiden la ovulación, y tienen 99% de efectividad. Y en el caso de elegir una opción de emergencia (pastilla del día después) se recalca que permite prevenir el embarazo después de una relación no protegida o cuando se rompió el preservativo. Como su nombre indica, es de emergencia; no se debe tomar sistemáticamente porque tiene riesgos de fallar. Para ser efectiva hay que tomar las pastillas en los cinco días posteriores a una relación y lo más seguro es en las primeras 72 horas.