Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/195997

Hace 30 años visita al extraño pez al que le salvó la vida

Un buceador japonés asegura que él y el animal se entienden bajo el agua de alguna manera que solo ellos comprenden.

Hiroyuki Arakawa quizás sea el hombre que más conoce a esta especia. Es que él y Yoriko, un ejemplar de Semicossyphus reticulatus, son mejores amigos desde 1987.

Hace más de 30 años que este buceador japonés ayudó al extraño pez a sobrevivir cuando estaba en problemas, y desde ese entonces lo visita al menos una vez al año, y cada vez que puede.

pez-japones.jpg
Hiroyuki Arakawa y el pez con el cual son mejores amigos desde 1987.

Hiroyuki, que ahora tiene 79 años, lleva buceando desde los 18. Hace un poco más de 30, estaba realizando tareas de mantenimiento en los restos de un santuario sintoísta sumergido cuando vio a Yoriko en apuros por primera vez.

El hombre vio al pez mientras realizaba su trabajo y notó que se encontraba enfermo, o tal vez atrapado, y que posiblemente llevaba tiempo sin alimentarse.

“Estaba allí, exhausto; no podía ni siquiera buscar comida. Le alimenté con cinco cangrejos diarios durante diez días y se puso mejor”, cuenta Hiroyuki.

Desde ese momento ellos tienen una relación de amistad. “Diría que nos entendemos. No es que podamos hablar, sucede de forma natural”, explica.

Hiroyuki se encuentra con Yoriko periódicamente, al menos una vez al año, en la bahía de Tateyama, en la zona este de Japón. El pez siempre está esperándolo allí.

Él no solo visita al pez, sino que juega con él, prácticamente lo trata como si fuera una mascota. Es consciente de que la amistad entre un hombre y un animal de ese tipo es algo raro, pero siempre ha sido natural entre ellos. “Creo que cualquiera puede conseguir la atención de un animal dándole comida, pero tocarle e interactuar con él es más complicado”. 

Haber salvado a Yoriko es, según Hiroyuki, una de las mejores cosas que ha hecho en su vida “Me parece que hay una especie de confianza entre nosotros. Yo diría que sabe que le salvé, que le ayudé cuando lo necesitaba. Estoy orgulloso de haberlo hecho”.

El Semicossyphus reticulatus es una especie de la cual es muy difícil encontrar información completa en Internet. Son animales marinos que viven en el fondo del océano, pueden medir hasta un metro y pesar hasta 14,7 kilogramos. Habitan las regiones cercanas a Japón, Corea del Sur y el Mar de la China Meridional.

Fuente: La Bioguía