Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/194619

Los modelos híbridos avanzan en Brasil

Brasil produce casi el 90% de la electricidad que consume a partir de hidroeléctricas como la gigantesca Itaipú y decenas de otras centrales menores ubicadas sobre el río Iguazí como las que desvelan al NEA en cada sequía o inundación.

Es lógico entender entonces porqué en el vecino país los autos eléctricos (o al menos un poco eléctricos) son comercialmente viables teniendo en cuenta que gran parte se moviliza en zonas urbanas.

En ese contexto General Motors acaba de anunciar la llegada de los modelos hibridos del Compass y el Renegade. El primero perteneciente al segmento mas chico C y el segundo al segmento B compartiendo la plataforma Small Global Modular Architecture de Fiat presentada en 2012.

Los dos serán lanzados en Brasil el año que viene. Denominados Renegade 4xe y Compass 4xe, son variantes híbridas enchufables del Renegade y el Compass, ambos producidos en Italia, en Melfi que combinan el motor 1.3 turbonaftero (130 o 180 CV) con una unidad eléctrica de 60 CV y 250 Nm, que mueve las ruedas traseras con distribución de par que se regula electrónicamente, según el agarre.

Los dos modelos tendrán tracción en las cuatro ruedas, de ahí la abreviatura 4xe que los distingue de otras versiones. La batería es de iones de litio de 400 voltios y 11,4 kWh y se aloja debajo del túnel central y el asiento trasero, mientras que la toma de recarga) se encuentra en el lado izquierdo. Cargar las baterías de los dos modelos toma aproximadamente 3 horas desde una toma de corriente doméstica y la mitad del tiempo para un Caja de pared o columna pública de las que ya existen varias en la zona de Sao Paulo.

37.jpeg
El Jeep Renegade incorpora los accesorios de su hermano mayor y se diferencia de este por la mecánica naftera y las dimensiones.

La autonomía en modo eléctrico alcanza a los 50 kilómetros y si bien no es mucho, considerando que esta se distribuye de acuerdo a la exigencia de conducción termina siendo una opción bastante económica de consumo. Los dos modelos tienen el sistema que recupera energía durante las desaceleraciones (ayudando a restaurar la ‘batería’) y que -además- actúa como un motor de arranque para los cuatro cilindros.

MODOS DE CONDUCCIÓN

Hay tres formas de utilizar los nuevos Jeep Renegade 4xe y Jeep Compass 4xe: 1) híbrido (de serie), 2) eléctrico 100%, 3) e-save. Este último sirve para preservar el estado de carga de las baterías y, a su vez, se puede configurar en el panel de control del sistema multimedia en la función de ahorro de batería (mantiene el nivel de carga) o en la carga de la batería (utilizando el motor 1.3 Turbo) además de dos configuraciones para la recuperación de energía durante el frenado en el modo 1.

36.jpeg
Los emblemas en la parte trasera permiten identificar a los modelos 4X4 híbridos del Compass y el Renegade de Jeep.

Como se ve no se depende tanto de la recarga conectado a la línea eléctrica y ahí radica el secreto del creciente éxito de este tipo de mecánicas. En cuanto al sistema de tracción en las cuatro ruedas, no faltan las funciones programables clásicas para lidiar con terrenos arenosos, barro o nieve. Las dos mecánicas disponen ahora de la función de bloqueo de la tracción en las cuatro ruedas (activa por debajo de 15 kph que distribuye uniformemente la tracción entre los ejes delantero y trasero) al detectar baja tracción en las cuatro ruedas.

Además, gracias al cuidadoso aislamiento de todas las partes eléctricas, los dos modelos pueden vadear tramos inundados de hasta 50 cm sin problemas. Y para los más aventureros, existe la versión Trailhawk, con chapones de acero debajo que protegen las baterias de golpes y objetos sueltos.

Muchas de las funciones de los autos como iniciar la recarga, programar una ruta que contemple columnas de carga o encender el motor y el aire acondicionado pueden hacerse desde un smartphone a distancia con la aplicación MyUconnect que permite pagar las recargas públicas desde el mismo teléfono.