Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/194258

Vialidad pidió a Corrientes soluciones por la congestión en el puente

Un informe de la gerencia de puentes reveló las consecuencias negativas que generan para el viaducto la ralentización vehicular a causa de los controles.

En un informe que tiene solamente rigor técnico y lejos está de sentar posición sobre los necesarios controles vehiculares, principalmente en el paso entre dos provincias en la que una de ellas tiene una situación epidemiológica mucho más compleja que la otra, la Dirección Nacional de Vialidad pidió al Ejecutivo de Corrientes que revise los mecanismos de evaluación de modo tal de revertir la ralentización en el tránsito y las extensas demoras que se dan en el puente Belgrano. 

Si bien señalan que no existe riesgo y que el paso interprovincial se encuentra en buen estado, advierten la fatiga que se da en la estructuras por la continua congestión.


‘Se encuentra en perfectas condiciones, pero esta situación extraordinaria de acumulación de vehículos detenidos durante mucho tiempo sobre media calzada (en su mayoría camiones) hace que los elementos vitales para el funcionamiento del viaducto sufran una fatiga mayor a la de un uso normal. Es por ello que se realizó este pedido con el fin de atenuar ese desgaste, reducir riesgos de siniestros y mantener la confiabilidad de esta importante conexión física interprovincial‘, señala el documento que elaboró la Gerencia de Puentes de Vialidad Nacional. Para ello se remitió el documento al ministro de Gobierno de esa provincia viene, en el que se marcan los inconvenientes que causan en la estructura del viaducto el mantenimiento por mucho tiempo de cargas excéntricas (en un solo carril del puente). Esto se debe al congestionamiento que se origina como consecuencia de los controles sanitarios que realizan en la provincia de Corrientes, específicamente en la bajada del puente, generando consecuencias negativas sobre distintos elementos del mismo. 


A futuro desde Vialidad indicaron que ‘como el tránsito seguirá aumentando a raíz de algunas flexibilizaciones en la circulación, es necesario realizar una variante en los controles para protección de la estructura vial‘. Las posibilidades para alivianar la cuestión sería al menos según marcan autoridades pero no es menos cierto que las congestiones podría trasladarse a otro sector y por lo tanto sería solucionar un inconveniente para generar otro. Así es que los controles se efectúen en la cabecera de la provincia pero potencialmente esto podría provocar una fila que pase las barreras del peaje y la otra es que el puesto de Corrientes se traslade a la avenida 3 de Abril para evitar la sobrecarga en el puente.