Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/192736
ASENTAMIENTO 6 DE SEPTIEMBRE

Un millar de personas a merced del coronavirus en la capital del contagio

Los vecinos ante las necesidades y la emergencia sanitaria piden alimentos, colchones y frazadas para atender a chicos y personas mayores.

El asentamiento conocido como barrio 6 de Septiembre de Resistencia no cuenta con servicios básicos como agua, luz y ninguna ayuda de parte del Estado, viven aproximadamente mil personas con necesidades básicas insatisfechas. 

asentamiento.jpg
El vecindario precario del asentamiento 6 de Septiembre pide la regularización de su situación.

El drama de este vecindario se da en un momento difícil por la emergencia sanitaria impuesta por el pandémico coronavirus y así lo denunciaron ante NORTE los representantes de los vecinos, Susana Elizabeth Casafu y Fabián Darío Gómez. Hoy, de manera urgente piden que el gobierno los ayude con asistencia social básicamente con frazadas, colchones y alimentos.

Estas familias están ubicadas en el ex campo Tiro Federal entre Necochea, Dónovan y avenida Belgrano, a la altura de 3100 en adelante y la preocupación planteada por los vecinos ‘es porque hasta el momento no tenemos ninguna información sobre en qué situación estamos en estas tierras‘.

Explicaron que ‘el 20 de mayo de 2020 entregamos una nota al señor gobernador para ponerlo en conocimiento de lo que estamos pasando (actuación simple E2-2020-7924-A) y nos dijeron que nos llamarían o llamáramos‘.

Relataron que ‘nos comunicamos con la Secretaría privada de Gobernación sin tener respuesta a la audiencia solicitada y por el momento nuestro pedido fue enviado al Ministerio de Desarrollo Social después de mucha insistencia‘.

FAMILIAS CON ALQUILERES IMPAGABLES

También se refirieron a la falta de respuesta del gobierno provincial anterior que ‘también nos respondió siempre con evasivas y somos familias que estamos por necesidad en esas tierras‘.

asentamiento2.jpg
Una muestra de la precarización del lugar y la necesidad de los servicios básicos.

Sobre el origen de algunas que debieron recurrir al asentamiento explicaron que ‘muchas no pudieron pagar más sus alquileres por quedarse sin ingreso económico, y otras tantos vivían en la casa de sus padres y al tener una familia numerosa y de escasos recursos les fue imposible convivir‘.

Sobre las demás dijeron que ‘son personas que se encontraban en situación de calle, otras tantas están esperando se le adjudiquen una vivienda en planes que se inscribieron pero no obtuvieron respuesta‘.

A SALUD Y LOS DERECHOS DE LOS CHICOS

Ante el difícil momento que atraviesa este millar de familias pusieron el foco en que ‘esta injustificada demora en una respuesta es más grave aún si no nos tienen en cuenta porque los problemas de salud que hoy acontecen se suma los más preocupante que es vivir una infancia sin derecho, se están vulnerando los derechos de los chicos‘.

Insistieron que ‘todo habitante tiene derecho a acceder a una vivienda digna que satisfaga sus necesidades mínimas y de su núcleo familiar”. En este sentido señalaron que “a este fin el Estado Provincial tiene que dar una respuesta. El derecho humano al agua es indispensable para una vida digna como también tenemos derecho a un suministro eléctrico‘.

Finalmente pidieron que ‘seamos vistos como seres humanos ciudadanos de Resistencia, no como usurpadores que no tienen derecho a nada porque por necesidad estamos en esta situación‘.