Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/192671
La pandemia en primera persona

Angustia y desazón en profesionales de la salud

Aseguran que, a pesar del empeño, los recursos son escasos. Piden el esfuerzo colectivo de las autoridades y la comunidad.

‘Vivimos con la angustia de sentir que a nadie le importa el bienestar del personal de salud’, describen profesionales que por estas horas se encuentran en la primera línea de la ardua batalla que despliega la provincia contra el coronavirus.

El malestar no es nuevo ni tampoco un secreto. De hecho, en el principal nosocomio del Chaco se realizaron tres jornadas de lucha y visibilización de las condiciones en que los médicos y enfermeros le dan batalla al virus que acecha al mundo.

salud.jpg
Desde la primera línea de la lucha contra el coronavirus, el personal de salud llama a sumar esfuerzos a las autoridades y la comunidad.

Para evitar represalias y tensar aún más el ambiente aun entre los propios compañeros, prefieren reserva de la identidad. Sin embargo, la complejidad del escenario que describen les da validez a los testimonios.

INSUMOS ESCASOS

En líneas generales, entienden que se hacen los esfuerzos para dar una respuesta acorde a las circunstancias. Sin embargo, advierten que “los insumos son insuficientes”, y así y todo “somos señalados, muchas veces, como responsables de los contagios”.

En este sentido, marcan que “lo ideal sería hisopar a todos los pacientes” pero la pandemia mundial hace que los insumos sean escasos y eso impide testear incluso al personal de salud, que está expuesto “permanentemente”. A la vez, aseguran que faltan otros insumos básicos como camisolines. “Los comunes que utilizan en la Guardia, por ejemplo, no son los más eficaces, con lo cual el margen para el contagio es alto”, describen.

A esta postal, hay que añadirle la falta de seguridad. “Tenemos que lidiar con personas que no entienden que las visitas están prohibidas, y no contamos con policías que nos ayuden a impedir los ingresos”, aseguran. Por eso, hacen un llamado a las autoridades y a la comunidad para “sumar esfuerzos” y entre todos “hacer frente a la situación actual”