Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/189634

El dolor en dos fotos de la familia del periodista asesinado, Marcos Misiaszek

A cuatro días del asesinato del periodista Marcos Misiaszek y por el cual se encuentran detenidos Fabricio Fernández de 18 años en la comisaría Séptima y Germán Ayala 21 años  trasladado a Fontana luego de una gopiza de parte de otros presos, la familia del comunicador mostró dos fotos de la escena del crimen- tomadas en la noche y la otra por la mañana- para reflejar que el lugar se mantiene inalterable al abandono y desidia.

El lugar se caracteriza por pastizales de metros y quemas constantes de maleza, basural a cielo abierto y en penumbras por la falta de alumbrado público.

El ataque al comunicador y músico que se dedicaba a mostrar en su blog y fanpage Bajo la Lupa casos policiales antiguos basándose en los archivos periodísticos de la época de El Territorio y NORTE , se produjo el sábado 7 cuando regresaba a su casa en la moto y pese a que entregó el rodado y su celular, los delincuentes lo mataron con una pistola calibre 9 milímetros que no pudo ser hallada hasta el momento.

 

De los cuatros disparos, dos proyectiles impactaron en el abdomen de Marcos y pese a los esfuerzos médicos y una operación a las 22 del mismo día falleció.

 

Lucía, hermana del joven ultimado en avenida San Martín al 2500 en el sur de Resistencia, publicó una foto nocturna: “Foto desde el puente de cruce, visuales a la Avenida Nicaragua (paralela a la avenida Soberanía Nacional) entre avenida San Martín y calle Arbo y Blanco, no hay alumbrado público, pasto largo y basurales. La única fuente de luz es la propia de las viviendas. Acá balearon y mataron a mi hermano. ¡Cuántos Marcos más para que se ocupen de esto? , reclamó en su perfil de Facebook.

 

Luego, fue el papá del periodista que mostró la cara de la escena del homicidio pero con las primeras luces del miércoles: “Esquina de avenida San Martín y avenida Nicaragua. Lugar donde atacaron a mi hijo. Hoy 8 de la mañana. Caballos, tierra, basura. Reclamos a los números correspondientes sin respuestas”, lamentó.

ESTADO DE LA INVESTIGACIÓN

El lunes, Fabricio Fernández y Germán Ayala se abstuvieron a declarar ante el fiscal de investigaciones en turno Lucio Otero: quedaron imputados por “homicidio doblemente calificado por criminis causa y por uso de arma”, delito que prevé una pena máxima de prisión perpetua (35 años).

Para el Ministerio Público el caso está resuelto, y si bien restan los resultados de la pericia de barrido electrónico para determinar la autoría material, por testimonios y video de las cámaras de seguridad del kiosco donde antes ambos cometieron un robo, todo indicaría que fue Fabricio Fernández.