Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/188878

Chaque el Impuestazo Resistencia

Mientras la capital chaqueña soportaba una precipitación que inundaba calles, avenidas y accesos a amplios sectores, se mantenía fresco el envión que se repetirá el próximo martes en la medida en que el Concejo municipal realmente quiera frenar el popularizado “impuestazo” y al mismo tiempo también seguía gozando de sus vacaciones sin volver para asumir el control de la situación, instalado en el Howard Johnson de Villa Carlos Paz, un intendente que pregonó que hacía falta en la campaña proselitista más larga, que duró cuatro años y en cuyo costo no dudó, regenteando Sameep con la anuencia de Peppo, en contratar a un payaso, una bailarina y otras sorpresas más.

Sus hombres, que condujeron los organismos que abastecieron su logística, hoy integran el gabinete que en esta sorprendente ausencia quedó en una encrucijada.

DEL 45 AL 190 POR CIENTO

La administración municipal saliente que condujo el hoy gobernador Capitanich proyectó una ordenanza con un 45% de aumento en los tributos en base al nivel de la inflación, pero Gustavo Martínez y su equipo escondían como un as de espadas que no mostró en sus despliegues proselitistas un golpe a los contribuyentes que trepó al 190 por ciento y se fue cuando estallaba la tormenta.
La sesión del cadalso fue el 17 de diciembre en que el ingreso del proyecto y su tratamiento sobre tablas fueron posibilitados por un acuerdo de dos tercios con votos del gustavismo y de la UCR. Hubo otras idas y vueltas pero, a la postre, la norma salió con siete votos. Se asegura que la maniobra oficialista consistió en gambetear el obligatorio tratamiento en particular, con el pretexto de un acuerdo previo en Labor Parlamentaria.

LOS VICIOS DEL IMPUESTAZO

El concejal Fabricio Bolatti, consultado ayer, fundamentó vicios e irregularidades que no frenaron la aplicación de los aumentos, en algunos casos siderales, de tributos impagables, para llegar a la conclusión de que no hay ordenanza sancionada del impuestazo.

Afirma que la UCR le dio a Martínez los votos para el ingreso del proyecto de la ordenanza y su tratamiento sobre tablas. En la votación en general obtuvieron siete votos pero se necesita llegar a los dos tercios que son ocho votos.

Concluye que no se votó en particular, por lo cual no culminó el proceso de sanción y eso, se estima, ya fue advertido por el defensor del Pueblo con respaldo en la carta orgánica del primer municipio, del mismo modo que se incluirá en los planteos judiciales promovidos por un equipo de abogados para todos los casos donde los contribuyentes consideran que se les tiró una carga muy pesada.

NUEVO INTENTO DEL MARTES

Los criterios en el bloque radical son encontrados entre Celada, tal vez por sus coincidencias con el gustavismo para hostigar a Capitanich, versus el realismo democrático de Dino Melgratti, sangre nueva de militante, que escucha y acumula reclamos de impuestos insoportables y lo que vemos en la madurez del presidente a cargo del Concejo, el médico Carlos Salom, que ha rechazado calificar al abordaje del impuestazo y su derogación como un acto de oportunismo político.
Dependerá de la coherencia de los radicales ante las celadas politiqueras del gustavismo definir si el martes se convocará a una nueva sesión extraordinaria que fracasó la semana pasada por la deserción de la concejal Alicia Frías que, se asegura, garantizó su presencia y su voto en un diálogo personal con el gobernador, en línea con la posición que encabeza Bolatti.

LA SOBERBIA SE PAGA CARA

La conclusión es que tamaño entripado y tanta soberbia de la intendencia -subestimando algo básico: que la disconformidad ciudadana procede de mucha gente que lo votó y que engañarla o defraudarla es jugar con fuego, ya sin el generoso soporte logístico de un gobernador al que convenció de su chance de reelección- coloca al Concejo municipal de Resistencia en un trampolín de valoración y de ejercicio pleno de su responsabilidad como parlamento cabal de una ciudad demandante de múltiples necesidades y angustias, que repitiendo en la emergencia de ayer aquello de “Resistencia otra vez bajo el agua” sobrelleva una credibilidad hecha pedazos.

El acuerdo para Domingo Peppo

El próximo martes a las 10, la comisión de acuerdos de la Cámara de Senadores recibirá a todos los postulados por el presidente Fernández para ocupar embajadas y uno de ellos es el exgobernador Oscar D. Peppo, que viajará con la referencia de haberse licitado, tal como él promovió, el primer tramo de la pavimentación de la ruta 13, empalmando con la ruta 11 y en base a un crédito del Fonplata.

El jueves a las 11 está convocada por la vicepresidente Cristina Kirchner una sesión destinada a la aprobación de los respectivos pliegos. Cabe recordar que hace pocos días el diario La Nación con llamativa agresividad destinó un largo editorial a cuestionar a cada uno de los políticos llamados a ocupar embajadas.
En el caso de la representación en Paraguay el matutino de los Mitre-Saguier fue muy agresivo en una descalificación del chaqueño citando una referencia del año 2017. Pero en definitiva le puso palos en la rueda a todos y el presidente Trump ya recibió en Washington a Jorge Argüello.

En el lote figuran Carlos Tomada (México), Carlos Chacho Álvarez (Perú), Alberto Iribarne (Uruguay), Rodolfo Gil (Portugal), Alfredo Atanasoff (Bulgaria), Daniel Scioli (Brasil), Sergio Urribarri (Israel), Domingo Peppo (Paraguay), Fernando Pino Solanas (Unesco), Mariano Kestelboim (Aladi), Carlos Raimundi (OEA) y no se sabe si llegará a tiempo la propuesta de Ricardo Alfonsín, que aceptó ser el embajador argentino en España en reemplazo del misionero Ramón Puerta.

El nuevo proceso para la sucesión de Lucas

Más allá del profundo pesar por el fallecimiento de María L. Lucas -quien ocupó un sillón desde 1983 en el Superior Tribunal de Justicia- se abren muchos interrogantes y también expectativas políticas en el proceso que comenzará el Consejo de la Magistratura para cubrir la vacante, desembocando en el concurso de antecedentes y oposición.

Lo que se palpita es una renovación al cabo de la continuidad vitalicia de Lucas y los miembros como Alberto M. Modi con 84 años y Rolando Toledo con 67, en tanto las ministras Grillo (ahora en la presidencia) y Valle responden al nuevo criterio de selección en el alto cuerpo.

Tampoco puede ignorarse que Capitanich impulsa una renovación en el funcionamiento del Consejo de la Magistratura, apoyada por el Consejo de Abogados de Resistencia, donde el mandato vencerá el 30 de abril y la presidencia es ejercida por la doctora Emilia Valle.