Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/184986

El gas licuado, una alternativa los costosos combustibles líquidos

Con una inversión que ronda los 40.000 pesos, se puede acceder a equipos que permiten reducir la mitad de gasto en nafta. Hay estaciones de servicio en todo el NEA.

Más allá del congelamiento a medias del precio de los combustibles impuesto por el Gobierno Nacional en los últimos meses, llenar el tanque de los vehículos con nafta se ha convertido en una misión casi imposible en el último lustro.

En consecuencia, los usuarios y conductores buscan alternativas para reducir costos, sin que esto los obligue a optar por un vehículo más pequeño o directamente utilizar el servicio de transporte público cuyas deficiencias están a la vista.

En ese proceso, el gas licuado de petróleo (GLPA) ha tomado un lugar importante, mientras la región continúa esperando la llegada del Gas Natural Comprimido (GNC) de uso masivo en casi todo el país.

ALTERNATIVA CRECIENTE

“La utilización de gas licuado de petróleo automotor (GLPA), como una alternativa económica y ecológica a las naftas tradicionales, crece en la región y se afianza entre los automovilistas”, planteó que el presidente de SIFER GAS SA, Raúl Persoglia y recordó que en Corrientes, desde hace ya más de una década, funciona una estación de servicio, Maipú 801.

El empresario no dudó en afirmar que el GLPA es la opción “más conveniente para la movilidad vehicular” ya que el ahorro que genera el uso de este tipo de combustible es del orden del “50% comparado con los combustibles tradicionales”. “En un momento como el actual en que es muy importante ahorrar, esta es una muy buena forma de hacerlo”, consideró.

VEHÍCULOS Y COSTOS

Los vehículos pasibles de ser “convertidos” son todos aquellos que originalmente usan nafta.

En tanto, los precios de los equipos varían de acuerdo al vehículo a instalar y los tipos y capacidad de los tanques. Por ejemplo: un equipo de GLPA para un auto que, generalmente, se usa para remis, está en el orden de los 42 mil pesos.

No obstante, hay que tener en cuenta que este importe tiene varias opciones de pago y que el equipo se entrega instalado, habilitado y con garantía de 1 año.

Los equipos más utilizados son de dos tipos: los convencionales, que son para vehículos antiguos que usan carburador y los de quinta  generación que son los de inyección de gas, para vehículos modernos, estos pueden ser instalados con cualquiera de los dos tipos de tanques.

Hoy mayoritariamente se está empleando el tanque toroidal que van en el lugar del vano de la rueda de auxilio y  están en el orden de los 40 litros de GLPA.

Se recomienda pasar por el taller para verificación cada 20 mil kilómetros y una vez al año a renovar la oblea de habilitación.

Hay que tener en cuenta que una vez colocado el equipo para GLPA, el vehículo siempre arranca a nafta y luego pasa a gas, cuando se consume todo el gas, pasa automáticamente a nafta. Por lo tanto, el vehículo se convierte en bi-combustible.

En la actualidad tenemos cuatro talleres propios en el NEA y dos talleres tercerizados en la región de Cuyo.